21 octubre 2006



No hace falta ninguna excusa par disfrutar de un riquísimo pastel de chocolate. Yo me las busco solita...además tengo un magnífico molde de silicona en forma de corazón de un tamaño perfecto para dos...Lo regalaban este febrero si comprabas esos paquetes de bizcocho Royal. Nunca los había comprado porque hacer una masa de bizcocho es de lo más sencillo y rápido y desde luego sale mucho más barato, pero me tentaron realmente con el molde....humm...de corazón...con lo que a mi me gustan...y rojo, y de silicona...y de tamaño justo para dos...Encima para mas inri el bizcocho de Royal sale francamente bueno, los dos, tanto el de limón como el de chocolate...Así que disfruté de las dos cosas, de los bizcochos y del regalo..., de éste último mucho más, porque lo he usado en muchas ocasiones y espero seguir usándolo muchas veces más. Hoy había dos cosas nuevas y las dos han salido perfectas...la receta y el "pie de tartas"....La receta es de un libro que compré este verano en Astorga, es un librillo pequeño con unas fotos de infarto y las dichosas medidas en tazas en vez de gramos. Desde que ví ese pastel de chocolate pensé qúe no me podía quedar sin probar la receta, así que hoy me puse manos a la obra, busqué tablas de conversiones por internet y ayudada por mi inestimable thermomix preparé una crema, que por si sola ya constitutía un manjar....pero había que hornearla..., así que con el práctico molde de corazón a los 45 mts. tenía un estupendo pastel de chocolate que inundó de un olor increíble toda la casa. He ido corriendo a la alacena del salón a por el "pie de tartas". Lo compré el año pasado en CASA, tenían uno más grande pero con el pie muy bajito y este, de tamaño pequeño pero con el pie más alto...y me enamoré. Confieso que las cosas de menaje me vuelven loca, tengo unas cuantas cosas y procuro usarlas todas, platos, fuentes, etc...El pastel en el pie ha quedado perfecto, justo de tamaño. He cortado una porción para que se pudiera ver el interior, y no he podido resistirme a probarlo....hummmm...perfecto. Es estupendo, la receta, el molde y el pie. Ahora solo queda que a la hora de merendar, mi mitad prepare un par de buenos cafetinos y nos deleitemos con nuestra compañía y con sendos trozos de pastel. Se que no son cosas del otro mundo, pero a mi me hacen inmensamente felíz....
PASTEL DENSO DE CHOCOLATE
360 gr. de chocolate de cobertura; 190 gr. de mantequilla; 30 gr. de harina; 1 cuch. de crema de ron miel; 2 huevos; 130 gr. de azúcar glas; azúcar glas para espolvorear.
1. Se ponen el chocolate, el azúcar y la mantequilla en un recipiente resistente al calor colocado en una cacerola al baño maría y se remueve hasta que quede sin grumos. Se aparta el recipiente y se deja enfriar ligeramente. Se baten las yemas de huevo una a una batiendo bien. Se incorpora la harina.
2. Se echan las claras de huevo en un recipiente limpio y se baten a punto de nieve, y seguidamente se vierten en la mezcla de chocolate. Se pone la mezcla en un recipiente de unos 23 cm. y se hornea a una temperatura de 180º C durante 45 mts. o hasta que quede bien hecho. Se deja enfriar en el propio molde.
3. Justo antes de servir se espolvorea con el azúcar glas.
Mi adaptación a la thermomix:
1.- Troceé el chocolate, lo eché en el vaso y le di unos golpes turbo con la thermomix y luego triturar a vel. máxima unos segundos. Añadí el azúcar glas y la mantequilla en trozos. Lo batí 5 mts. a 90º, vel. 2. Dejamos enfriar unos minutos la crema resultante.
2.- Añadí la crema de ron miel y los dos huevos enteros. Batí todo junto a vel 5. un par de minutos. Mezclé las 3 cucharadas de harina o 30 gr. y batí de nuevo un minuto a vel. 5.
3.- Volqué la crema en el molde y horneé 45 mts. a 180º. Dejé resposar unos minutos, desmoldé y espolvoreé de azúcar glas.

19 octubre 2006



Benditas sean esas maravillosas recetas, que son sencillas, rápidas y sabrosas, y que ante la prisa y el trasiego nos sacan del apuro, que digo nos sacan....las hacemos para salir del apuro, pero por el resultado nadie diría que hemos invertido apenas tiempo y esfuerzo. Pues es el caso de esta receta. Son los "Panini 1 minuto" de Annamaría. Hacía mucho tiempo que les tenía gana, porque ella aseguraba que si un día llegabas sin pan y con prisa, los tenías calientes en la mesa en 20 mts. y ha sido así. Ayer estuvimos mi mitad y yo intentando organizar todas las miles de cosas que nos rodean....yo no se el tiempo que estuve ordenando revistas de cocina, desprendiendome de cosas que acumulas y no usas ya desde hace años, guardando una ropa y rescatando otra....el caso es que acabamos cansados y con un raspadillo en la garganta que indicaba como se acumula el polvo en los huecos que tardas en mover...Cuando fuí a hacer la cena, mientras él seguía recogiendo y ordenando, vi en la encimera una ensaladera con el compango para la fabada en remojo...madre mía, si me había olvidado de cocinar la fabada para hoy....No hay problema, me puse a ello pensando en lo que iba a hacer para cenar, pero en ese momento la fabada requería mi atención. La fabada es uno de los platos más sencillos de hacer, pero como casi todo en cocina requiere su pequeño ritual, hervir espumar, añadir parte del compango, hervir espumar, añadir aceite deshumado, tostar el azafrán, en fín, que cuando tapé la cazuela para que comenzara el verdadero chup-chup, pensé en que podía hacer para la cena que fuera rápido y sencillo, y me acordé de esta maravillosa receta. Me puse manos a la obra, sólo tuve que echar los ingredientes en la thermomix, ella me los pesó y amasó. Saqué la masa que era bastante tierna, así que con espolvoreos de harina conseguí formar una bola blandita de la que arranqué puñados con los que formé los panecillos. A la lámina de silicona y al horno precalentado a 180º y en 15 mts, dorados, esponjosos y blanditos...Los rellenamos de bonito con tomate y queso a la finas hierbas, pero se pueden acompañar de lo que se quiera, tanto para salado como para dulce están buenísimos.

PANINI 1 MINUTO
430 gr. de harina, 1 sobre levadura para pan, 1 cdta. de sal, 3 cdtas. de azúcar, 200 ml. agua, 50 ml. de aceite, 1 huevo.
Ponemos en la thermomix todos los ingredientes, y amasamos 30 seg. velocidad 6 y luego 2 minutos velocidad espiga. Sacamos y damos una vuelta a la masa con las manos y la lámina espolvoreadas de harina. Vamos sacando los bollitos de unos 30 gr. y horneamos 15 mts. a 180º en horno precalentado.

04 octubre 2006

Llegaron los fríos, ha sido tan sutilmente que me ha pillado por sorpresa. Ayer creí salir con ropa otoñal, ahora la ropa es tan ambigua... estacionalmente hablando. El caso es que pasé frío y yo no soy nada friolera....Aparte de ir pensando en chaquetas, medias, chales, zapatito cerrado etc.....los cambios también se introducen en la cocina. Sigo siendo una fan de la ensalada, en mi casa no tiene estación, pero reconozco que no es lo mismo que en verano. En verano es la diosa estrella de mi casa....de mil formas y colores...Ahora es el acompañamiento que nunca falta, pero acompaña....Ya empieza a oler a guisos, el chup-chup, el sonido de la olla express que me devuelve a la casa de mi madre, un domingo por la mañana, escuchando esos sonidos cotidianos desde la cama. Mi cacerola fetiche sigue siendo la "sartén de la feria", como la llamamos por los Gijones, puesto que la mayoría de la gente la adquiere en la "Feria de muestras". Yo ya voy por la 2ª. Es amplia, gruesa, reparte maravillosamente el calor y lo mismo te fríe, que te guisa u hornea, con esa supertapa de cristal y ese mango de madera que se quita y pone. Pesa bastante, pero se maneja. Tan pronto hago una pseudopaella o arroz con tropiezos como un lomo a la asturiana, que es lo que nos ocupa hoy...platos calentitos y contundentes...Esta receta, la he hecho con varias carnes, con lomo, con pollo y con solomillo, y con todo está exquisita, porque la combinación cebolla, manzana, jugos de carne es una maravilla...Y por aquí nos rondan tantas pomaradas...que se convierten en esa riquísima sidra, que yo, como buena asturiana, empleo mucho para cocinar...y que sabor le da a todo...hummmm.
Espero que os abriguéis que, no se como, pero ya estamos en Octubre, que cocinéis, que sacia el cuerpo y el espíritu y que os guste esta receta...
La receta incial es con pollo, sólo tenéis que sustituirlo por una cinta de lomo, que doraréis bien primero y luego dejaréis cocer tapado con el resto de los ingredientes.
POLLO EN SALSA DE MANZANAS 1 POLLO 1 COPICHUELA DE JEREZ, VINO BLANCO, CHAMPAN, SIDRA (LO QUE BUENAMENTE TENGÀIS) 2 MANZANAS GRANNY SMITH (LAS DE LA PIEL VERDE BRILLANTE) 1 CEBOLLA GRANDECITA ACEITE, SAL, PIMIENTA THERMOMIX Y CAZUELA. Troceamos el pollo para guisar (en trozos medianos). Doramos en la cazuela, con un buen chorro de aceite (luego lo vamos a necesitar para rehogar cebolla y manzana). Mientras troceamos en la thermomix la cebolla y la manzana con piel muy bien lavada al 3 1/2, dando golpes intermitentes, hasta que estè troceado pequeño y parejo... Una vez dorado el pollo, echamos la cebolla y la manzana y sal, y rehogamos bien, ahì controlad la temperatura para que no se queme la cebolla. Una vez que estè todo bien pochadito, añadid bastante pimienta (el contraste con el sabor de la manzana es delicioso), echad ahora el jerez (yo uso uno del lidl, que le da un sabor muy rico a las comidas). Dejad evaporar durante un par de minutos, añadid como otra copa de agua, tapad y dejar cocer hasta que el pollo estè tierno. Sacar los trozos del pollo a la fuente, echar todo el mejunje en la thermomix y triturar al 5-7-9. Echar sobre el pollo y servir muyyyyyyyyyy caliente...
Con sidra es todavía más asturiano y sale hummmmmmmm, pura chispa...