27 diciembre 2006









Como cada año en el aniversario de los papis, a mi me tocan los panes y el postre. Volví a repetir las recetas del añó pasado para los panecillos, tanto los de nueces para los quesos, como los de higos para los patés. De postre hice una Tarta de queso estilo Deli Nueva York, ya la había hecho más veces, y una vez más la receta no decepciona. La mezcla de galleta y mantequilla es exquisita, el relleno con un sabor denso a queso, no demasiado dulce, y el glaseado de frutas del bosque. Para mi es una tarta excepcional, aunque reconozco que en general las de queso me suelen gustar casi todas, las tipo mousse, las tipo quesada...Además es una tarta que cunde, claro que lleva dos tubos de galletas maría para la base y casi un kg. de queso para el relleno. Menos mal que me compré los portatartas del plus, porque al final los usé todos, el rectángular tipo cake para los panecillos, el de rosca redonda para los dos bizcochos, el de naranja y mandarina, y el portatartas redondo, con esa campana enorme, donde fueron las dos tartas, las dos sin desmoldar y con sus respectivos platos haciendo de separación. Era todo un show vernos bajar las escaleras. Lo que no salió como esperaba es la tarta de mandarinas, y eso que es una receta del "Hola" especial cocina, que sale una vez al año por estas fechas. Acabo de comprar el último. Yo creo que tanto la quebrada como la crema es mejorable. La idea es buena, pero hay que reajustar la receta. De todas maneras la pondré tal cual viene en la revista y luego añadiré mis apreciaciones. De lo que no acabo de escarmentar es de no improvisar cuando tengo una comida especial. Se desde hace años que las recetas hay que probarlas primero en casa, y si salen como nosotros queremos, al recetario casero y a repetir para el evento. Pero sigo cayendo en lo mismo y acabo improvisando, a veces sale perfecto a la primera y otras veces no tanto. Tendré que bordar un cuadro a punto de cruz para la cocina, donde ponga: "Ensayo y error para los de casa mejor"....jajajajaja. Aún así sigue siendo un deleite cocinar y sacarlo a la mesa y disfrutarlo.

21 diciembre 2006


El lunes llegó la cesta. Llevaba en la ciudad desde el jueves, pero supongo que los repartidores en estas fechas estarán saturados. Siempre hace ilusión abrir y ver lo que trae este año. Padres y suegros ya llevan días preguntando: Os ha llegado la cesta? Que tal es este año? Casi diría que les hace más ilusión a ellos que a nosotros, jajajajaja. Hemos sacado con preocupación las botellas, tenemos que confesar que no nos gusta el vino y tampoco el cava o champagne (sidra achampanada sin dudar, que le vamos a hacer, la tierra tira). Así que se nos van acumulando las botellas, que alguna vez robo para cocinar. Vamos repartiendo algunas entre una casa y otra, otras las dejamos para cuando viene gente a comer o cena. También han entrado unas cajas de pralinés, señor las cajas enormes, el contenido tan pequeño entre tanto envoltorio que dá la risa. Mientras sacamos, voy organizando un par de cosas para llevar a casa de tus padres, otro par de cosas para llevar a casa de los míos. Algunas galletas especiales para desayunar este domingo...voy a meter los pralinés en el precioso bote de galletas que está en el esquinero de la cocina...maridín protesta, si lo metes ahí yo luego no me acuerdo....ah...pues haz ejercicios de memoria. Al final el lunes mismo estrenamos una cajita de trufas, estaban buenas...pero me gustan más las que yo hago....jajajaja. Ayer para cenar decidimos atacar la barra de chorizo y salchichón ibérico que entraron, junto con el paté de jabugo, se quedó sin empezar la sobrasada, que me sigue causando un pelín de desinterés, pero soy consciente que es falta de costumbre. Así que me dispuse a preparar con tiempo la masa de las pulguitas, eché todos los ingredientes en la cheff-o-matic (o panificadora que se tenga). Pulsé el programa de masa y ahí la dejé dando vueltas. No podrá decir nadie que con un poco de previsión hoy en día no es fácil hacer pan. A la hora de cenar, preparé bandejas de horno con láminas de silicona, y fuí cogiendo porciones de masa y boleando. Es una masa muy tierna, así que no me han quedado bollitos perfectos, pero que ricos estaban. Que deleite es cortar los panecillos recien hechos, con la masa tierna y húmeda todavía por el vapor, yo creo que aunque comiera poco (que no es el caso) engordaría solo con la satisfación que me produce....
PULGUITAS SALADAS
500 gr. de harina, 100 gr. de aceite de oliva, 250 gr. de leche, 40 gr. de azúcar, 1 cucharada colmada de sal, 1 huevo, 20 gr de levadura fresca
1 huevo batido con un poco de leche para bañar los panecillos, semillas de sésamo para espolvorear.
En la panificadora, echamos los líquidos junto con el azúcar, la sal y el huevo, espolvoreamos la harina por encima hasta cubrir y desmenuzamos por arriba la levadura fresca. Programa masas. Cuando termine, amasamos ligeramente para sacar el aire. Vamos separando porciones pequeñas y dando forma de bolas. Ponemos en bandejas de horno, cubiertas con silicona o papel de horno, bañamos con el huevo y la leche con ayuda de una brocha. Horneamos a 200º en horno precalentado, durante unos 12 ó 13 mts. esto depende del tamaño de las pulguitas, las mías estaban hechas en ese tiempo. Si queremos la corteza bien tierna, meter un cuenco con agua en una esquina del horno para que forme vapor, y tapar con un paño cuando salgan.

18 diciembre 2006



Se acerca el aniversario de mis padres. Ya es el sábado que viene. Esta semana toca repasar recetas, comprar ingredientes e ir adelantando el trabajo que se pueda. El sábado por la mañana a primera hora estaré en casa de mi madre, pondremos su música favorita en el radio-casette, y nos pondremos a preparar, cortar, hornear, aliñar, y todo lo que sea necesario para que la comida salga perfecta. A mi me toca como siempre, los panes para acompañar las tablas de patés, quesos y embutidos (este año volverán a caer los panecillos de higos para los quesos y los de nueces para los patés)y los postres, que después de mucho meditar y descartar, me he decidido por una Tarta de frambuesa y limón y tartaletas de mandarina. Para los panecillos de nueces voy a hacer esta masa, cuando la probamos nos encantó su sabor y textura, hasta de la corteza, que es lo que menos nos gusta. La receta es de un pan de aceite al que añadí nueces y fué todo un acierto. La original la saqué de aquí http://breadmachine.blogalia.com/historias/22928 (por cierto, un blog estupendo).

PAN DE NUECES
1 taza de agua, 1 y 1/2 cucharadas de café de azucar, 1 y 1/2 cucharadas de café de sal, 1/2 taza de aceite de oliva 3 tazas de harina (400 g) + 2 cucharadas extra, 2 cucharaditas de café de
levadura. De nueces pongo como una taza de las de té hasta arriba (las medianitas)
Hice la masa con la chef (o panificadora) y a pesar de que las nueces esta vez las piqué a cuchillo, al amasar desde el principio la masa con las nueces, el pan sale al final de un color tirando precisamente a nuez buenísimo, y el sabor nos resultó exquisito, incluído el de la corteza que siempre es lo que menos nos gusta comer.... Es un pan de aceite que saqué de un blog sobre máquinas de pan, y al que le añadí las nueces y realmente fue todo un acierto...

09 diciembre 2006







Nos encanta el bacalao, pero fresco. Aprovecho siempre que está de oferta, y compro un par de buenos filetes, envuelvo y al congelador. Unas veces sale en forma de riquísimas albóndigas, que tengo que hacer y poner porque son todo un lujo, pero esta vez maridín tenía apetencia del trozo de bacalao entero, así que me dije, vamos a ver que tenemos en la nevera y a ver que nos sale. El caso es que el "Bacalao a la manera de Elbe" nos ha entusiasmado. Esta vez sólo he usado mis maquinitas para picar muy fino las verduras, no soy capaz de hacerlo con el cuchillo, iría a una clase sólo para que me enseñaran a cortar así de rápido, pequeño y seguro como ves a los cocineros en la tele. El caso es que ha sido cocina tradicional. Tengo que reconocer que invertí tiempo pero a mí el tiempo cocinando se me pasa volando y el resultado mereció la pena. Como todo guiso, incluso de pescado, estaba más bueno al día siguiente. De mi madre (que tuvo pescadería unos cuantos años), aprendí que el pescado exige el tiempo preciso para que quede jugoso y no pasado, seco y astillado, y que es mejor quedarse corta y darle luego otro hervor. Fué justo lo que hice, lo freí a fuego fuerte sólo para dorarlo, y luego el hervor en la salsa fué breve. Así al día siguiente lo recalientas y el segundo hervor es el tiempo justo para que quede en su punto perfecto y la salsa ya se ha trabado y se han mezclado sabores y jugos y el resultado es exquisito. Las patatas es lo único que resiste mal el paso del tiempo, pero al estar dentro de la salsa no desmerecen del resto del plato. Con esto no digo que no se pueda comer recién hecho, nosotros lo hicimos, pero degustamos el resto al día siguiente y estaba más bueno todavía. No me da tiempo a poner la receta, hoy toca vermouth familiar, pero prometo ponerla a la mayor brevedad, mientras tanto dejo las fotos para que vayáis abriendo boca, pena que no se pueda oler y degustar....

BACALAO A LA MANERA DE ELBE

2 filetes de bacalao fresco, 2 dientes de ajo, 1 cebolla grande, 1 pimiento rojo grande, 1 tomate grande, 1 patata mediana, vino blanco, sal y pimienta.

Echamos un fondo de aceite en una olla baja o tartera y sofreímos los dientes de ajo picados, antes de que se doren añadimos la cebolla picada muy menuda, salamos y sofreímos a fuego medio-bajo y con la tapa puesta, abrimos de vez en cuando y revolvemos con una cuchara. A los 15 mts. añadimos el pimiento picado muy pequeño y sofreímos también unos 5 mts. más, añadimos el tomate pelado y picado en trozos pequeños y ahora dejamos que se haga el sofrito con la tapa puesta y el fuego medio-bajo, mientras vamos preparando el resto de la receta (dándole un menéo de vez en cuando con la cuchara de palo). Pelamos la patata y la cortamos a la mitad, cada mitad en rodajas finas y las freímos por tandas para que no se amontonen. En cuanto cojan color las sacamos a un plato con papel de cocina para que absorva el aceite que puedan recudir. Cortamos los filetes de bacalao en trozos, salpimentamos y rebozamos primero en harina y luego en huevo y freímos en la misma sartén donde hemos frito las patatas previamente. A fuego fuerte, sólo que coja color el rebozado. Según vamos friéndo vamos añadiendo a la tartera en la que tenemos el sofrito, y en la que habremos bajado el fuego al mínimo. Una vez que está todo el bacalao en la tartera, subimos el fuego y cuando coja fuerza de nuevo añadimos un buen chorro de buen vino blanco, damos un menéo a la tartera para que se mezclen las verduras con el vino y dejamos evaporar el alcohol un par de minutos, añadimos las patatas fritas reservadas, bajamos a fuego medio y dejamos cocer otro par de minutos con la tartera tapada, retiramos del fuego, dejamos reposar y volvemos a calentar para servir.

01 diciembre 2006


Tocaba hacer bizcocho para desayunar. La última vez había hecho del de naranja, un poco versioneado, como no tenía yogur, le añadí leche, y tenía rodando por ahí unas onzas de chocolate que me habían sobrado de otro postre, así que echas chispitas en el thermomix fueron para la masa, ese bizcocho sale bien, le eches lo que le eches. Esta vez quería hacer otro bizcocho, pensé en hacer el de "Souffle" administradora de www.mesacamilla.com y gran cocinera, (además de una viciosa confesada de los libros de cocina, en su casa se cuentan por miles...y uno de los momentos de más risa que yo he pasado es leyéndo como se le desmoronaron un día las estanterías). El caso es que el bizcocho de desayuno de mi querida Souffle lleva nata, y no tenía ni un gramo...craso error, y realmente extraño para mí. Lo que si tenía es dos cajas de esa magnífica manteca de vaca que compro en el Ali, y que es de Cangas de Onís, así que dije, tengo que hacer uno que lleve bastante mantequilla. Esta vez decidí bucear entre la abundante bibliografía gastronómica que me ocupa espacio vital en casa, y encontré el maravillos libro de recetas monacales que compré hace unos meses. Enseguida encontré lo que buscaba, la receta original se llama "Bizcochadas". Ellas lo hacen en un molde rectángular y altito y luego lo cortan en porciones cuadradas. Sólo con ver la foto y ver los ingredientes se percata uno de que es uno de esos bizcochos consistentes y jugosos, por tanta materia grasa. Ellas usan aceite de oliva, pero yo tenía que gastar mantequilla, ese fué el único cambio que hice, bueno no, añadí la ralladura de una naranja en vez de limón, pero la verdad, no se nota entre tanto sabor a buen bizcocho de manteca. Dividí la cantidad de los ingredientes a la mitad y me puse a ello, con mi querida thermomix por supuesto. En el moldecito ya iba bien justita la masa, de echo al subir en el horno, el pitorrín del medio que forma el agujero de la rosca, desapareció entre tanto bizcocho crecido y ahí quedo en las profundidades. El sabor del bizcocho es glorioso, es denso, pero supongo que aligerandolo un poco de harina, o realmente usando un molde grande rectangular, donde la masa pueda crecer con libertad quedaría más esponjoso. Nosotros hemos decidido adoptarlo, será nuestro bizcocho de desayuno, aunque alternemos con el de Souffle, por supuesto. Paso a dar la receta, y tomad buena nota, merece la pena.
Bizcochadas
6 huevos; 325 gr. de azúcar; ralladura de un limón; 250 gr. de mantequilla; 250 ml. de leche; 1 sobre de levadura; 400 gr. de harina (La receta original dobla las cantidades, excepto la levadura que manda 1 sobre y medio).
Batimos bien los huevos con la ralladura de limón. Añadimos el azúcar y batimos hasta que blanquéen y aumenten de volumen. Añadimos la mantequilla reblandecida y la leche y batimos. Mezclamos la levadura con la harina y mezclamos hasta que no quede ningún grumo, pero sin batir. Esto es muy importante para cualquier bizcocho. La harina se mezcla pero ya no se bate. Horneamos unos 40-45 mts. en horno precalentado a unos 160-170º. Dejamos reposar unos minutos en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.

27 noviembre 2006

Cocina de guisandera, cocina casera, cocina de la tierra, como la llama mi hermana pequeña, "Cocina de madre"...esa que echaba tanto de menos cuando la tocó ir a estudiar la carrera a casi 800 Km. de distancia. No se arreglaban mal, de echo tuvo alguna compañera bastante cocinillas, pero no había nada como llegar a su casa, a su tierrina y comerse un cocido de los que hace mi madre, o una fabada....
Mi madre no es una cocinera pasional. Tenía cuatro hijas, una casa que atender (era bastante obsesiva de la limpieza todo hay que decirlo...), muchas actividades y muchas veces apoyar con trabajo extra la economía familiar. Así que la mayoría de las veces su comida era comida de batalla...pero en cuanto hacía un mínimo esfuerzo...su cocina era magnífica. Nadie cocina ciertas cosas como ella...ni el cocido, ni la fabada, ni la carne guisada, ni la tarta de moka, ni la tarta de manzana, ni el conejo en salsa, ni la lubina en salsa de cebolla... Yo me sé sus recetas, por supuesto. Se las he visto hacer miles de veces. La tengo incluso gabada en vídeo haciendo el cocido, y no me sale nada mal, pero no sabe como el de ella. Ni la tarta de manzana, tengo "su" pasta brisa, "su" crema pastelera, "su" compota de manzana...pero nada, sale buenísima, pero no alcanza las cotas excelsas de la que ella hace. Supongo que en todo esto hay varias cosas que influyen, lo primero de todo que es mi madre, y madre sólo hay una, así que la pasión me ciega...puede ser..., pero no, me precio de ser objetiva al respecto, hay algunos platos que no me gusta como los hace. Bueno, yo creo que también influye que estuvo más de 30 años cocinando para 6 personas y eso ayuda no? Y creo que también influye, que hoy en día, cuando ya no estamos ninguna viviendo en su casa, que sigue siendo la nuestra, ahora que ya no es obligación diaria sino deleite de compartir cuando buenamente nos apetece a todos, pone en ello todo su amor de madre, y ante ese ingrediente, quien puede llegar a la altura? En fín, no sueño en competir con su cocido o su carne guisada o su tarta de manzana, ese es su legado, y se que ninguna de todas nosotras comeremos esos platos con el mismo deleite como cuando sale de sus manos. Pero gracias a dios, la fabada me sale muy buena, suave, sabrosa, casi, casi como la de ella...jajajaja. Os dejo la receta que hago, es de un restaurante de Lugones al que la gente acude sólo para probar la fabada. Y aunque es comida sencilla y familiar, cuando la estoy comiendo me siento como el más afortunado "gourmet".
La receta es del magnífico libro "Cocinar en Asturias", de Eduardo Méndez Riestra, que recomiendo fervientemente junto con el "Libro de las guisanderas de Asturias", para quien quiera conocer el tipo de platos que son populares en mi tierrina.

Fabada
Receta del Restaurante «LA MAQUINA» (Lugones - Siero)
Ingredientes (para 4 personas)
• 1/2 kg de fabes asturianas (alubias blancas, secas y extrafinas, típicas de la región)
• 50 g de jamón
• 200 g de lacón (en su defecto de jamón poco curado), que no tenga hueso rancio
• 2 morcillas asturianas (secas, curadas al humo)
• 2 ó 3 hebras de azafrán
• 1 ó 2 chorizos asturianos (curados al humo de roble)
• 1 di de aceite de olíva no usado
• Sal (si la precisara)

Escoger las fabes, desechando las que tengan motas negras, mal color o cualquier otro defecto. Echarlas a remojo no más de ocho horas si se trata de fabes viejas y menos de ese tiempo si de alubias del año, más tiernas que las otras. El agua será fría.
Poner, asimismo, el lacón y el jamón a remojo (y el tocino, si llevara), pero en este caso en agua más templada. Previamente se le habrán chamuscado las posibles cerdas y también se habrá pelado la parte más externa que tuviera síntomas de ranciedad.
A morcillas y chorizos les daremos un lavado con agua y cepillo suave, a fin de desbravar un poco el sabor del ahumado y eliminar posible suciedad (las morcillas pueden recibir un remojo previo de una media hora en agua caliente antes de usar, si están poco curadas).
Desechamos todas las aguas del remojo, transcurrido el tiempo indicado.
En cacerola baja y ancha (tartera), echamos las fabes y las cubrimos de agua fresca un par de dedos por encima. Con el recipiente destapado y a fuego vivo llevamos a ebullición. Enseguida aparecerán espumarajos. Espumaremos bien.
En una sartén habremos deshumado previamente un decilitro de aceite de oliva, en el que, en frío, introduciremos un trocito de pan, que freiremos. Dicho aceite lo añadiremos luego a la rartera, templado.
Desleiremos el azafrán en mortero con un poco de caldo de cocción, tras haberlo tostado en sartén caliente. Incorporamos a la tartera. Añadimos el lacón y el jamón, procurando que queden hacia el fondo, para que no rompan las fabes en la cocción. Dejar cocer unos cinco minutos con la tartera tapada. Espumar nuevamente.
Añadir chorizos y morcillas (éstas, cerradas con sendos palillos en los extremos). Hervir durante otros cinco minutos y espumar otra vez a continuación. Procurar que la morcilla permanezca siempre cimera, para evitar que rompa.
A partir de entonces, empezar la cocción definitiva a fuego lento y cacerola tapada. Rectificar de agua, si fuera preciso. La cocción podrá durar entre dos y tres horas, según vejez y calidad de la faba, así como del tipo de fuego. En todo momento, las fabes estarán cubiertas de agua, uno o dos dedos por encima (pero sólo ellas, no el embutido, que, lógicamente, podrá sobresalir algo).
Vigilar la cocción. De cuando en cuando, si desciende el nivel de agua más de la cuenta, añadir un chorrito de agua fría (esta operación se denomina en Asturias pasmá'les, asustarlas). Asimismo, dar un meneo asiendo la olla por las asas, para evitar que pudieran agarrar. Probar de vez en cuando una faba para comprobar el punto. Examinar de sal al final de la cocción y rectificar si fuera preciso. Dejar reposar media hora o más con la tartera retirada. Con el reposo (cuanto más, mejor) espesará algo el caldo. Si resultara demasiado suelto, machacaremos algunas de las fabes (seis o diez) con un tenedor en un plato; las mezclaremos con un poco de caldo y las incorporaremos a la tartera, dando un hervor rápido para que haga cuerpo con el caldo del total (añadir por donde hierva, lo mismo para salar).
Presentación Se puede separar la capa de grasa superior y añadir luego de ella a cada plato la dosis que prefiramos.
Las fabes, con su caldo, saldrán a la mesa en legumbrera de fondo redondeado (de no ser éste así habrá riesgo de rotura de fabes contra los bordes). El compango —nombre que recibe el conjunto de elementos cárnicos— se presentará en larguero: lacón y jamón en gruesos tacos; cada chorizo y morcilla en tres, cuatro o cinco rodajas, según tamaño.
Se puede comer desmenuzado en la fabada, aunque lo más ortodoxo es comerlo como segundo plato, desmenuzado y mezclado todo, llevándolo a la boca con pedacitos de pan, presionando entre el mismo y el dedo pulgar.
Nota:
No introducir nunca ningún tipo de cuchara o cucharón para revolver durante la cocción. Únicamente los meneos señalados para evitar que pudiera pegarse.

Sólo añadir que yo siempre echo una tira de panceta (tocino entrevetado) a las legumbres.

21 noviembre 2006


Hoy estaba de antojo...que le vamos a hacer....No es una novedad, me pasa muchas veces. A veces me doy el capricho y otras no. Esta vez tocaba que si. Tenía a remojo unos garbanzos, un par de chorizos y un trozo de panceta, para hacer unos garbanzos guisados, que ahora que está llegando el tiempo realmente otoñal, se comen con mucho gusto. Pero a mitad de mañana y realmente no se porqué, me entró un antojo tremendo de empanada. Consultada mi otra mitad, ambos a duo llegamos a la conclusión de que realmente no nos importaba hacer el cambio. Decidido pués, los garbanzos guisados para mañana, hoy empanada. Al final hemos comido a las tantas, porque he tenido que ir a comprar, me faltaba el atún....He subido cargada de bolsas y hablando por el móvil con mi hermana. La conversación se alargaba como siempre, así que gracias a mi maravillosa thermomix, he podido ir cocinando con una sola mano (a veces con dos, hombro, cuello y cara se alían para sujetar el móvil). Al final y al llegar al paso de tener que estirar la masa le he dicho a mi hermana que ambas taréas eran incompatibles, así que hemos decidido dejar la conversación para otro momento, y ya me he puesto seriamente al tema. Soy consciente de que una empanada es de los platos que está mucho más rico reposado, cuando relleno y envoltorio se han aposentado y se han mezclado sabores y jugos, pero no podía ser, la empanada era para comer, no para cenar. Así que caliente y todo nos ha sabido a gloria. Ya tengo también cena para mañana. Al menos sabré que no me saldrá ningún niño con una empanada en la frente...jajajaja.
La he hecho a ojo de buen cubero, respetando unas proporciones de harina y líquidos en la masa que un día hace tiempo nos comentó Torli, en el cafetito, y luego como buenamente he aprendido a través del ensayo y error...

Empanada de atún
Masa: 600 gr. de harina; 350 gr. de líquido (50 gr. vino blanco; 300 gr. de aceite y jugos del sofrito) 20 gr. de levadura fresca o medio paquete de levadura seca de panadería. 1 cdta de sal, 1 pizca de azúcar.
Relleno: 1 pimiento rojo y otro verde;2 dientes de ajo; 2 cebollas medianas; 4 latas de atún en aceite; 2 cubiletes de tomate triturado, sal y pimienta.

Lo primero de todo el sofrito, para poder usar el líquido. Partimos en trozos grandes cebolla, ajo y pimientos y troceamos jugando con las velocidades 3 1/2 y 4, llendo y viniendo, hasta que los trozos de verdura sean de nuestro agrado. Añadimos 150 gr. de aceite, sal y pimienta y cocemos 20 min. a 100º. Cuando queden 2 mts. añadimos un poco de pimentón agridulce para darle un poco de saber y sobre todo un buen color. Al finalizar el tiempo, colamos el relleno en un colador grande de malla fina, recuperando en un bol o jarra todo el líquido sobrante. Reservamos las dos cosas.
Ahora vamos con la masa, echamos en el vaso de la thermomix 50 gr. de vino blanco (yo usé jerez), 300 gr. del líquido reservado y templamos 1 min. a 50º, echamos la levadura y deshacemos. Añadimos harina y sal y mezclamos unos segundos a vel. 6 hasta que haga vola y luego 3 mts. a vel. espiga. Sacamos del vaso y reservamos.
Volvemos a añadir al vaso el relleno escurrido (cebolla, ajo y pimiento pochado) y añadimos ahora el tomate triturado, un poco de azúcar y cocemos 10 mts. a 100º vel. 2. (Yo uso tomate triturado de la marca Carrefour, que es con diferencia el que más me gusta, ya viene muy espeso, nada de aguachirri, así que no hay que cocer mil años para espesar). Una vez terminado el sofrito, añadimos el atún escurrido y mezclamos bien (con 4 latas sale mucho relleno, si os gusta el relleno un poco más ligero y que se note más la salsa, echar sólo 3 latas).
Ahora el ensamblaje. Hacemos una especie de rulo con la masa y a ojo calculamos la mitad de la masa, un poco más abundante para un lado que para otro y partimos. Ponemos un silpat encima de la bandeja de horno y estiramos ahí la parte que es un poco más abundante de la masa. Procurando que nos quede un rectángulo con masa fina, pero que no se rompa. Añadimos el relleno a cucharones repartido por toda la masa y con una espátula o dorso de una cuchara nivelamos, pero procurando dejar un borde alrededor de toda la masa sin relleno para poder hacer el repulgue. Estiramos el resto de masa a modo de tapa que nos cubra el relleno y con los bordes de masa que sobre en la tapa de abajo hacemos el repulgue, remetiendo bien los bordes para que no se nos escape luego el relleno. Con los sobrantes de masa hacemos los adornos que buenamente queramos. Yo hice una florecita con dos hojas y una bolita y luego con un cortapastas 4 flores, aquí podéis usar vuestra imaginación, yo tenía prisa, era tarde y estábamos sin comer...Luego lustramos con huevo batido, pinchamos con la punta de un cuchillo la tapa de la empanada y horenamos a unos 170º grados con aire sobre unos 30 o 35 mts.
Está más rica reposada, así que no hagáis como yo, hacedla con tiempo y disfrutarla después.

15 noviembre 2006







Pongo el paso a paso de las rosetas, ya veís que son muy simples. Haces la masa, la estiras en un rectángulo, cubres con lonchas de jamón de york, bueno queso de barra y lonchas finas de bacon sin ternilla. Yo lo hago todo encima de la lámina de silpat. Doblamos bien uno de los bordes, aprisionando el relleno, y sobre esa primer doblez, vamos haciendo todo el rulo, doblando con cuidado masa y relleno, y procurando remeter el relleno y que no se nos vaya hacia fuera. Una vez bien formado el rulo, cortamos rodajas como de dos dedos de grosor y vamos colocando en un molde redondo, en este caso de silicona para no tener que engrasar. Dejamos levar bien hasta que se junten y horneamos.
ROSETAS DE BRIOCHÉ SALADAS
400 gr. de harina para pan; 80 gr. de azúcar; 1 huevo; 1/2 cdta. de sal; 1 sobre de levadura seca de panadería; 175 ml. de agua; 50 gr. de mantequilla.
Relleno: 250 gr. de jamón de york cortado en lonchas no demasiado finas, 250 gr. de buen queso de barra; 250 gr. de bacon en lonchas finas y sin ternilla ni borde.
Elaboración: Mezclamos harina, sal, azúcar y levadura en un bol grande. Añadir el huevo y usar los dedos para mezclarlo bien y lentamente ir añadiendo el agua fría hasta que veamos que se va mezclando todo bien. Añadir la mantequilla a trozos y amasar hasta formar una masa elástica y manejable. Tenemos que insitir bastante rato en el amasado y resitir la tentación de añadir más harina, porque al principio la masa es pegajosísima. A manos nos va a llevar bastante tiempo, por lo que aconsejo amasadora o panificadora. Una vez que veamos que está bien formada, dejamos levar unos 60 mts. tapada con un paño. Rellenamos, formamos el rulo, cortamos y dejamos levar otra vez en molde por unos 30 ó 35 mts. Glaseamos con huevo batido, espolvoreamos un poco de queso emmental rallado y horneamos a 180º turbo, por unos 25 mts. Es elaborado sobre todoe l proceso de amasar que sin ayuda lleva bastante tiempo, pero os aseguro que el delicioso sabor lo compensa.

12 noviembre 2006


Flores de otoño. Ayer teníamos una comida familiar. Tengo 4 primas que son como nosotras, cuatro chicas y además de edades parecidas. Lo más simpático de todo es que son primas segundas, en realidad son primas carnales de mi padre. Y para más inri su padre, es decir el tío de mi padre, es un año más pequeño. A mí me costó mucho entenderlo de pequeña, al visualizarlo la lógica me decía que ese señor que era igual a mi papá debería ser su hermano, y esas niñas, que eran 4 como nosotras, mis primas. Pero a medida que creces, te das cuenta que antes las familias eran más grandes y cuando una mujer estaba dando a luz a su último hijo, su primera hija igual estaba dando a luz al suyo....señor con lo que nos cuesta decidirnos ahora a tener el primero...jajajaja...
En fin, líos familiares aparte, justo la 3ª de esas 4 primas, al igual que yo, que soy la 3ª de mis 4 hermanas, es cocinera, pero no aficionada como la menda, cocinera profesional...Es una guisandera asturiana de primera, que además de vivaracha, activa y encantadora tiene verdaderas manos de hada para la cocina. Una de las primeras veces que pude comprobar su arte fué hace muchos años, en otra reunión familiar. Nos deleitó a todos con una tarta jijonesa...hummm..que riquísima estaba. Para la boda de su hermana pequeña, hizo kilos y kilos de bombones de roca, chocolate y almendra...Debió tostar y trocear ella la almendra, fundir el chocolate, formar las rocas, todo dentro de unas cajitas que hizo otra de las hermanas que es profesora de manualidades. Aquellos bombones sabían a gloria, y a hermanas....esas maravillas, que te regala la naturaleza y el descuido de tus padres y que agradeces infinitamente por el resto de tus días. En fín, que ayer nos hemos vuelto a juntar. Todos han llevado lo que buenamente han podido, hay niños, trabajo...etc...Las cocinitas, Eva y yo, aunque mi tía ha hecho un arroz con leche estupendo y mi hermana pequeña unos croassanitos rellenos buenísimos. Tengo foto de todo, pero sólo receta de lo mío. Como siempre sobraron quintales de comida, que al anochecer fué desfilando en forma de improvisados tuperwares de plátos de plástico cubiertos con papel de aluminio. Era toda una risa vernos marchar con bolsas, igual que habíamos llegado. Hubo mucha conversación, risas, juegos con los niños, y la nostalgia de darse cuenta de como al pasar la vida, va añadiendo gente, y algún día quitará gente. A veces me cuesta reconocer que ya soy una señora adultísima, me sentía tan identíficada con esas dos preciosas niñas que jugaban con sus muñecas y se reían de todo...
Por mi parte y en cuanto a comida se refiere, iba a hacer una tarta de mandarinas, que es una exquisited, pero el viernes habíamos llegado tardísimo a casa, así que cambié de planes. De salado llevé lo que pensaba una roseta de briochés rellenos de jamón, bacon y queso. Y de dulce, una flor esplendorosa de queso y chocolate, y otras flores pequeñas de turrón y chocolate. Por eso digo que esta comida fué la de las flores de otoño....hasta había unas cuantas preciosas rosas de verdad adornando la mesa. Paso a lo que nos interesa, fotos y recetas...

TARTA DE CHOCOLATE Mª JOSÉ

200 GR. DE AZÚCAR; 200 GR. DE CHOCOLATE COBERTURA; 2 SOBRES DE CUAJADA; 1 LITRO DE NATATodo en la thermomix, 90º, 7 mts. vel.5.

TARTA DE TURRÓN

180 GR. DE AZÚCAR; 300 GR. DE BUEN TURRÓN DE JIJONA; 2 SOBRES DE CUAJADA; 1/2 LITRO DE LECHE; 1/2 LITRO DE NATA.Todo en la thermomix, 90º, 7mts. vel. 5.


TARTA DE QUESO

200 GR. DE AZÚCAR; 400 GR. DE QUESO CREMA; 600 GR. DE NATA; 200 GR. DE LECHE.Todo en la thermomix, 90º, 7 mts. vel. 5


La rosa grande, hice primero la de queso y la eché en el molde. Luego hice la de turrón y eché 3/4 de molde de cada rosita pequeña. Por último hice la de chocolate y rellené hasta el borde los moldecitos de rosa y lo que sobraba todo al molde grande con la de queso. Estaban las dos versiones de muerte, aunque reposadas de ayer para hoy todavía mucho más ricas, pero no tuve tiempo...

03 noviembre 2006






Otra receta sencilla, rápida y riquísima...la pega, no es barata, (con pechugas fileteadas finas sale buenísima también), pero hay que reconocer que la carne se deshacía en la boca. Soy más de carne blanca que roja...pero de vez en cuando compro ternera y la compro buena porque sino no hay quien se la coma. En realidad iba a hacer cachopinos en salsa, pero me pilló el tiempo así que rollitos...Más ligeros porque no llevan rebozado....

ROLLITOS DE TERNERA EN SALSA
Escalopes de ternera; jamón de york; queso de barra; sal, pimienta; aceite; cebolla tostada; ajo picado; 1 lata de champiñones, un vaso de jerez.
Salpimenté levemente los escalopes por dentro, añadí el jamón de york y el queso en tamaño adecuado al filete, en rollé y fijé con un palillo. Doré bien en sartén con un fondo de aceite, por todos lados. Añadí el ajo picado, cuando cogió algo de tono los champiñones, poché todo junto y añadí el vaso de jerez. Dejé que perdiera la acidez y consumiera líquido y añadí cebolla tostada, que al contacto con el líquido espesó la salsa rápidamente. Estaban muy ricos y son realmente sencillos y rápidos...Para otra vez los haré como hago siempre con jamón serrano, así el sabor es más intenso....

21 octubre 2006



No hace falta ninguna excusa par disfrutar de un riquísimo pastel de chocolate. Yo me las busco solita...además tengo un magnífico molde de silicona en forma de corazón de un tamaño perfecto para dos...Lo regalaban este febrero si comprabas esos paquetes de bizcocho Royal. Nunca los había comprado porque hacer una masa de bizcocho es de lo más sencillo y rápido y desde luego sale mucho más barato, pero me tentaron realmente con el molde....humm...de corazón...con lo que a mi me gustan...y rojo, y de silicona...y de tamaño justo para dos...Encima para mas inri el bizcocho de Royal sale francamente bueno, los dos, tanto el de limón como el de chocolate...Así que disfruté de las dos cosas, de los bizcochos y del regalo..., de éste último mucho más, porque lo he usado en muchas ocasiones y espero seguir usándolo muchas veces más. Hoy había dos cosas nuevas y las dos han salido perfectas...la receta y el "pie de tartas"....La receta es de un libro que compré este verano en Astorga, es un librillo pequeño con unas fotos de infarto y las dichosas medidas en tazas en vez de gramos. Desde que ví ese pastel de chocolate pensé qúe no me podía quedar sin probar la receta, así que hoy me puse manos a la obra, busqué tablas de conversiones por internet y ayudada por mi inestimable thermomix preparé una crema, que por si sola ya constitutía un manjar....pero había que hornearla..., así que con el práctico molde de corazón a los 45 mts. tenía un estupendo pastel de chocolate que inundó de un olor increíble toda la casa. He ido corriendo a la alacena del salón a por el "pie de tartas". Lo compré el año pasado en CASA, tenían uno más grande pero con el pie muy bajito y este, de tamaño pequeño pero con el pie más alto...y me enamoré. Confieso que las cosas de menaje me vuelven loca, tengo unas cuantas cosas y procuro usarlas todas, platos, fuentes, etc...El pastel en el pie ha quedado perfecto, justo de tamaño. He cortado una porción para que se pudiera ver el interior, y no he podido resistirme a probarlo....hummmm...perfecto. Es estupendo, la receta, el molde y el pie. Ahora solo queda que a la hora de merendar, mi mitad prepare un par de buenos cafetinos y nos deleitemos con nuestra compañía y con sendos trozos de pastel. Se que no son cosas del otro mundo, pero a mi me hacen inmensamente felíz....
PASTEL DENSO DE CHOCOLATE
360 gr. de chocolate de cobertura; 190 gr. de mantequilla; 30 gr. de harina; 1 cuch. de crema de ron miel; 2 huevos; 130 gr. de azúcar glas; azúcar glas para espolvorear.
1. Se ponen el chocolate, el azúcar y la mantequilla en un recipiente resistente al calor colocado en una cacerola al baño maría y se remueve hasta que quede sin grumos. Se aparta el recipiente y se deja enfriar ligeramente. Se baten las yemas de huevo una a una batiendo bien. Se incorpora la harina.
2. Se echan las claras de huevo en un recipiente limpio y se baten a punto de nieve, y seguidamente se vierten en la mezcla de chocolate. Se pone la mezcla en un recipiente de unos 23 cm. y se hornea a una temperatura de 180º C durante 45 mts. o hasta que quede bien hecho. Se deja enfriar en el propio molde.
3. Justo antes de servir se espolvorea con el azúcar glas.
Mi adaptación a la thermomix:
1.- Troceé el chocolate, lo eché en el vaso y le di unos golpes turbo con la thermomix y luego triturar a vel. máxima unos segundos. Añadí el azúcar glas y la mantequilla en trozos. Lo batí 5 mts. a 90º, vel. 2. Dejamos enfriar unos minutos la crema resultante.
2.- Añadí la crema de ron miel y los dos huevos enteros. Batí todo junto a vel 5. un par de minutos. Mezclé las 3 cucharadas de harina o 30 gr. y batí de nuevo un minuto a vel. 5.
3.- Volqué la crema en el molde y horneé 45 mts. a 180º. Dejé resposar unos minutos, desmoldé y espolvoreé de azúcar glas.

19 octubre 2006



Benditas sean esas maravillosas recetas, que son sencillas, rápidas y sabrosas, y que ante la prisa y el trasiego nos sacan del apuro, que digo nos sacan....las hacemos para salir del apuro, pero por el resultado nadie diría que hemos invertido apenas tiempo y esfuerzo. Pues es el caso de esta receta. Son los "Panini 1 minuto" de Annamaría. Hacía mucho tiempo que les tenía gana, porque ella aseguraba que si un día llegabas sin pan y con prisa, los tenías calientes en la mesa en 20 mts. y ha sido así. Ayer estuvimos mi mitad y yo intentando organizar todas las miles de cosas que nos rodean....yo no se el tiempo que estuve ordenando revistas de cocina, desprendiendome de cosas que acumulas y no usas ya desde hace años, guardando una ropa y rescatando otra....el caso es que acabamos cansados y con un raspadillo en la garganta que indicaba como se acumula el polvo en los huecos que tardas en mover...Cuando fuí a hacer la cena, mientras él seguía recogiendo y ordenando, vi en la encimera una ensaladera con el compango para la fabada en remojo...madre mía, si me había olvidado de cocinar la fabada para hoy....No hay problema, me puse a ello pensando en lo que iba a hacer para cenar, pero en ese momento la fabada requería mi atención. La fabada es uno de los platos más sencillos de hacer, pero como casi todo en cocina requiere su pequeño ritual, hervir espumar, añadir parte del compango, hervir espumar, añadir aceite deshumado, tostar el azafrán, en fín, que cuando tapé la cazuela para que comenzara el verdadero chup-chup, pensé en que podía hacer para la cena que fuera rápido y sencillo, y me acordé de esta maravillosa receta. Me puse manos a la obra, sólo tuve que echar los ingredientes en la thermomix, ella me los pesó y amasó. Saqué la masa que era bastante tierna, así que con espolvoreos de harina conseguí formar una bola blandita de la que arranqué puñados con los que formé los panecillos. A la lámina de silicona y al horno precalentado a 180º y en 15 mts, dorados, esponjosos y blanditos...Los rellenamos de bonito con tomate y queso a la finas hierbas, pero se pueden acompañar de lo que se quiera, tanto para salado como para dulce están buenísimos.

PANINI 1 MINUTO
430 gr. de harina, 1 sobre levadura para pan, 1 cdta. de sal, 3 cdtas. de azúcar, 200 ml. agua, 50 ml. de aceite, 1 huevo.
Ponemos en la thermomix todos los ingredientes, y amasamos 30 seg. velocidad 6 y luego 2 minutos velocidad espiga. Sacamos y damos una vuelta a la masa con las manos y la lámina espolvoreadas de harina. Vamos sacando los bollitos de unos 30 gr. y horneamos 15 mts. a 180º en horno precalentado.

04 octubre 2006

Llegaron los fríos, ha sido tan sutilmente que me ha pillado por sorpresa. Ayer creí salir con ropa otoñal, ahora la ropa es tan ambigua... estacionalmente hablando. El caso es que pasé frío y yo no soy nada friolera....Aparte de ir pensando en chaquetas, medias, chales, zapatito cerrado etc.....los cambios también se introducen en la cocina. Sigo siendo una fan de la ensalada, en mi casa no tiene estación, pero reconozco que no es lo mismo que en verano. En verano es la diosa estrella de mi casa....de mil formas y colores...Ahora es el acompañamiento que nunca falta, pero acompaña....Ya empieza a oler a guisos, el chup-chup, el sonido de la olla express que me devuelve a la casa de mi madre, un domingo por la mañana, escuchando esos sonidos cotidianos desde la cama. Mi cacerola fetiche sigue siendo la "sartén de la feria", como la llamamos por los Gijones, puesto que la mayoría de la gente la adquiere en la "Feria de muestras". Yo ya voy por la 2ª. Es amplia, gruesa, reparte maravillosamente el calor y lo mismo te fríe, que te guisa u hornea, con esa supertapa de cristal y ese mango de madera que se quita y pone. Pesa bastante, pero se maneja. Tan pronto hago una pseudopaella o arroz con tropiezos como un lomo a la asturiana, que es lo que nos ocupa hoy...platos calentitos y contundentes...Esta receta, la he hecho con varias carnes, con lomo, con pollo y con solomillo, y con todo está exquisita, porque la combinación cebolla, manzana, jugos de carne es una maravilla...Y por aquí nos rondan tantas pomaradas...que se convierten en esa riquísima sidra, que yo, como buena asturiana, empleo mucho para cocinar...y que sabor le da a todo...hummmm.
Espero que os abriguéis que, no se como, pero ya estamos en Octubre, que cocinéis, que sacia el cuerpo y el espíritu y que os guste esta receta...
La receta incial es con pollo, sólo tenéis que sustituirlo por una cinta de lomo, que doraréis bien primero y luego dejaréis cocer tapado con el resto de los ingredientes.
POLLO EN SALSA DE MANZANAS 1 POLLO 1 COPICHUELA DE JEREZ, VINO BLANCO, CHAMPAN, SIDRA (LO QUE BUENAMENTE TENGÀIS) 2 MANZANAS GRANNY SMITH (LAS DE LA PIEL VERDE BRILLANTE) 1 CEBOLLA GRANDECITA ACEITE, SAL, PIMIENTA THERMOMIX Y CAZUELA. Troceamos el pollo para guisar (en trozos medianos). Doramos en la cazuela, con un buen chorro de aceite (luego lo vamos a necesitar para rehogar cebolla y manzana). Mientras troceamos en la thermomix la cebolla y la manzana con piel muy bien lavada al 3 1/2, dando golpes intermitentes, hasta que estè troceado pequeño y parejo... Una vez dorado el pollo, echamos la cebolla y la manzana y sal, y rehogamos bien, ahì controlad la temperatura para que no se queme la cebolla. Una vez que estè todo bien pochadito, añadid bastante pimienta (el contraste con el sabor de la manzana es delicioso), echad ahora el jerez (yo uso uno del lidl, que le da un sabor muy rico a las comidas). Dejad evaporar durante un par de minutos, añadid como otra copa de agua, tapad y dejar cocer hasta que el pollo estè tierno. Sacar los trozos del pollo a la fuente, echar todo el mejunje en la thermomix y triturar al 5-7-9. Echar sobre el pollo y servir muyyyyyyyyyy caliente...
Con sidra es todavía más asturiano y sale hummmmmmmm, pura chispa...

22 septiembre 2006

Las máquinas al poder. Me encanta cocinar, pero eso no significa que me apetezca siempre y a todas horas. Me gusta todo lo que rodea a la cocina también, los libros y las revistas de cocina, los portales gastronómicos y foros de internet, el menaje, los pequeños electrodomésticos y como no...las fascinantes máquinas de cocina...esas que van más allá de una batidora....que te amasan, te pican, te hornean, te enfrían...vamos que te hacen más cómoda la vida. Estos han sido días difíciles para mí, física y emocionalmente, y sinceramente no me apetecía en absoluto meterme en la cocina. En ayuda de esos pocos pero intensos momentos "no cocineriles", tengo a mi querida thermomix y mi querida cheff-o-matic. Muestra de una combinación tan interesante, es este sencillo pero sabroso pollo en salsa de tomate. Tenía muslos de pollo en el congelador, unos hermosos tomates y cebollas de la huerta de mis padres, que ya no valían para ensalada por su madurez. En un plato tan sencillo, donde está el truco? En la falta de trabajo que supone usar las máquinas, ellas me lo hicieron todo. En thermomix la salsa casera de tomate, sólo calentar el aceite añadir los ajos y la cebola, sofreír, luego añadir el tomate en trozos garandes y cocer 30 mts. a 100º. Nada de salpicaduras y manchas de tomate en los azulejos, nada de revolver con cucharada de madera, ella sola da vueltas a la salsa. Sólo darle un fregado rápidito al vaso y lista. Los muslos fueron aún más sencillos, los méti en la cubeta de la cheff, los salpimenté, un pelín de aceite de oliva y cuando faltaba media hora para que estuvieran hechos añadí la salsa de tomate y algunas hierbas..., todo junto hizo chup-chup, se juntaron jugos del pollo con salsa de tomate y hierbas e hicieron un conjunto jugoso y aromático. Con una crema de calabacín delante, (también hecha en la tmx), una comida sana, sencilla y sabrosa, y además barata...quien da más?

13 septiembre 2006


Sólo lo hice una vez, pero guardo un recuerdo maravilloso. Me resultó una receta práctica, sencilla y muy resultona. Es un plato veraniego, está mejor fresquito, conservado en la nevera y sabe mejor reposado, cuando se han unido sus sabores. El adorno es a gusto del cocinero. Es una de las versiones del famoso "Sandwichon". La primera vez que oí hablar de esta receta, fue en una reunión de la thermomix, venía en un de los librillos que sortéan, aunque con otro formato y otros ingredientes. Luego, como todo buen invento, han salido miles de versiones. Yo seguí la de Atina, una chica del foro de Mundorecetas. Merece la pena hacerlo y todavía es una buenísima opción, viendo el tiempo tan bondadoso que nos está ofreciendo septiembre. Es un entrante estupendo para una comida o un plato principal para una cena. Hay que darse prisa, que enseguida llegará el otoño y ya nos tendremos que ocupar de guisos, setas, frutos secos y demás...
La receta es muy sencilla y se presta a dejar volar la imaginación, el ingrediente principal es el pan de sandwich, el resto a vuestra elección. El mío lo hice de la siguiente manera: las capas de pan las embadurné con el jugo de la lata de piña, la primer capa lleva mayonesa rebajada con jugo de piña, jamón de york picadito y piña picadita. Otra vez pan remojado ligeramente con el jugo de piña y capa de paté de pimienta rebajado con nata líquida y con pepinillo muy picadito. Capa de pan, mayonesa aligerada con jugo y con nata y adornado con zanahoria rallada, piña, palitos de marisco y aceitunas.

30 agosto 2006


Todo de casa, bueno, para ser exactos, la lonchita de queso que iba en la tortilla francesa no, pero todo lo demás, tomate, cebolleta, huevos, son de "La Casina", la casa que tienen mis padres cerca de Astorga y en la que he pasado estas últimas dos semanas. De estas vacaciones no sólo me traigo un descanso total y un maravilloso embarazo muy deseado, también me traigo tomates, cebollas, zanahorias, puerros, pimientos de freír, huevos, calabacines, pimentón agridulce.....Este año no he venido cargada de avellanas del árbol, decidíamos comerlas tal cual...cuando nos daba el antojo mi hermana pequeña y yo nos ibamos debajo del arbol, rodeadas de tomates y pimientos y patatas, e ibamos cojiendo los caperuzos de tres e incluso cuatro avellanas. Así todavía verdes son una delicia. También tenemos un pino, que generosamente suelta piñas y piñones (el primer año me cayó una en la cabeza, menudo susto y menudo golpe....). Y para más deleite este año he quitado con mi madre las peras de un arbol miniatura, porque era tan pequeño que las cojimos sin problema desde nuestra altura (y las dos somos bajitas), pero ya dió una buena cestada de peras....Estoy pensando que tanta abundancia merece un post aparte, porque además hay flores, las maravillosas flores que cultiva mi madre...Decididamente voy a poner un post aparte con las bondades de la huerta. Mientras tanto, una cena ligera y completa como la he puesto arriba. La ensaladita con tomate y cebolleta de la huerta, medio diente de ajo picado y la vinagreta. Todo crudo para aprovechar las vitaminas que ahora las necesito para dos. Y después una tortilla francesa con la media cebolleta que sobro pochada en un poco de aceite, sal y tapando la sartén para que retenga la humedad. Luego batí los hermosos huevos caseros que habían puesto las gallinas justo el día antes de venir, con una pizca de sal, le eché una lonchita de queso y todo por encima de la cebolleta pochada. Es tan sencillo que aburre, pero con semejante materia prima os puedo asegurar que el sabor de las dos cosas, ensalada y tortilla era glorioso.

28 agosto 2006


Tiempo de moras...he vuelto de las vacaciones en pleno tiempo de moras. Alrededor de la casina crecen zarzas que las ofrecen en abundancia. Pero, por suerte, ayer al volver y perderme por una de las preciosas caleyas que surcan los montes asturianos, volví a ver unas hermosas de color y tamaño. Las de la foto están hechas en Orense, en el "Cañón del Sil" y la "Ribeira Sacra". Desembocamos en un pueblo con una vista magnífica sobre el río y allí mismo en el recodo estaban las zarzas. Cogí unas cuantas en una bolsa, y casi me muero del susto cuando siguiendo con la vista para buscar el origen de un resoplido me encuentro con el "vigilante de las moras". Os juro que me miraba fijamente y resoplaba...mientras recogía las moras pensaba que como me cayese encima me aplastaba...Gracias a dios se contentó con resoplar y pude recolectar unos buenos puñados. Todavía en este último número de la revista de la Thermomix se habla de las bondades de la mora...multitud de vitaminas y minerales. Podemos hacer batidos, tartas, helados...o simplemente picarlas tal cual o añadidas a un yogur...
Esta tarde pongo la receta de un heladito de moras, que junto con el de limón y el de tarta de queso es uno de los prefes de maridín...
HELADO DE MORAS EN SU COMPOTA
7 yemas de huevo; 500 ml. de leche, 250 gr. de nata o crema de leche; 200 gr. de azúcar; 300 gr. de moras; 2 cucharadas de azúcar glass; 1 vaina de vainilla.
Compota de moras: 350 gr. de moras; 10 gr. de harina de maíz; 90 gr. de azúcar; la piel de 1 limón.
Corta la vaina de vainilla a lo largo, extrae la pulpa e incorpórala a la leche y la crema de leche, con la vaina. Llévalo a ebullición. Pon las yemas de huevo en un bol con el azúcar y bátelo hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. Incorpora la leche hirviendo a la mezcla de yemas y devuélvelo al cazo. Saca la vaina de vainilla y cuécelo a fuego lento, removiendo hasta que espese. Pasa la crema de vainilla por un colador y enfríala colocando el bol en otro recipiento con cubitos de hielo, remueve de vez en cuando. Cuando esté fría dejar reposar un tiempo en la nevera.
Coloca las moras en un cazo. Machaca dos cucharadas de ellas con una de agua y mézclalas con la harina de maíz. Añade el azúcar y la corteza de limón a las moras. Llévalo a ebullición, remueve y déjalo hervir, removiendo, hasta que espese. Pásalo a un bol y déjalo enfiar. Guárdalo en nevera hasta hacer el helado.
Echa la crema de vainilla fría en la heladora y y congélala. A mitad del proceso unos 20 ó 25 mts. añade la compota por la abertura para que tenga un efecto marmolado. El resto de la compota servirá para acompañar el helado una vez lo vayas a servir.

09 agosto 2006


Esta deliciosa mousse de limón (o más bien crema ligera, ya que no lleva incorporada las claras montadas que le darían ese aspecto de burbujas que levitan...), es el postre que uso siempre que considero que la comida o la cena han sido copiosos y contundentes..., lo que suele ser a menudo cuando invito a gente a mi casa. De cada comensal depende la cantidad que comerá, pero a mi siempre me obsesiona hacer bastante comida. Es una tara de mi casa..., a mi madre le pasaba lo mismo o peor...por seacaso, por seacaso, significa que luego comíamos varios días de las sobras. Pero ante todo que nadie pudiera marchar con hambre o más bien con deseo de comer. El problema está en que además, quieres probar de todo. Después del esfuerzo que supuso preparar un entrante o entrantes, el primer plato, el segundo plato y el postre, quien se resiste a por lo menos saborear un poco de cada?...Así que cuando presentas esta deliciosa mousse, en sus copas, adornadita, o en cuenquitos que hagan juego con el resto de la vajilla...los invitados suspiran...pero de alivio...Pobrecitos míos, imaginaban quizá un trozo enorme de un denso y pesado brownie con una bola de helado y salsa de chocolate? Aquí dejo la receta, es sencilla, rápida y exquisita. Está hecha con la thermomix, pero es fácilmente adaptable a un metodo manual...
MOUSSE DE LIMON (Elbereth)
ZUMO DE LIMON
LECHE CONDENSADA
NATA LIQUIDA PARA MONTAR
Monto unos 800 gr. de nata líquida (4 briks de 200) (uso la del Lidl o dìa)... en la thermomix, no le pongo la mariposa, la nata la uso despues de haberla enfriado en la nevera o si estas apurada en el congelador (pero no congelada eh?). Bato bien en la thermomix al 7-8 hasta que veo que ha aumentado bien de volumen y està espesa, saco y reservo. Sin lavar el vaso echo la leche condensada (del bote grande de 740 gr. como 2/3 o un poco más)...y lo bato bien con el zumo de 4 limones. Vete probando porque segun sean de grandes los limones te queda más o menos ácida la mezcla... Añado luego la nata montada y mezclo bien con la espàtula para que no se baje mucho la mezcla, en cuencos o copas grandes y a la nevera a reposar para servir bien frìa....cuando las saco espolvoreo con granillo de chocolate, pero puedes adornar al gusto, a nosotros nos chifla...despuès de una comida abundante es superrefrescante... Si quieres que te quede mousse con burbujitas, bate 2 claras a punto de nieve y se las mezclas a la crema....