05 agosto 2009



Ya he usado la compota de ciruelas para cocinar y tengo que confirmar que está buenísima. Una noche la serví directamente en la salsera, a temperatura ambiente para acompañar unas chuletas de cabecera de lomo. El sabor de la compota es contundente pero con la carne se aviene a la perfección. Otro día descongelé un lomo de cerdo que había congelado en trozos grandes. Lo doré muy bien en un fondo de aceite, salpimenté cuando ya cogió color, eché por encima como una taza de la compota, dejé que chisporroteara y se mezclara con el juguillo de la carne, revolví bien todo junto y añadí media taza de agua y 2 cucharaditas de azúcar espolvoreadas por encima para contrarrestrar la acidez. Tapé y dejé cocer todo junto unos 12 minutos. Los abrí por la mitad para comprobar que ya estaban rosados. Si dejas hacerse más el lomo se queda seco e incomestible, al menos para mi gusto. Estaba realmente delicioso.

30 julio 2009








Del árbol a la mesa. Ha sido todo un placer! Ayer por la noche estabamos cogiendo las ciruelas y las manzanas del árbol y hace una hora acabo de verter la última compota en la salsera para usar este fin de semana. El resto en sus respectivos botes al vacío para que maduren. Habrá que etiquetar y adornar convenientemente las que son para regalar a mis "alrededores". Eran las últimas que quedaban sanas, como los árboles del prado de mis padres no se fumigan los insectos campan a sus anchas, pero ellos también tienen que comer! Algunas estaban verdes todavía, pero como era para una compota agridulce las cogimos de todos modos. No he anotado cantidades exactas, me he dejado llevar por la inspiración y lo que me transmitía el sabor del dedín cada vez que cogía un poco de la mezcla. Me parece que va a estar muy buena con las carnes, sobre todo cerdo. En el libro de conservas que tengo mandaba añadir más vinagre, pero a mi ya me parecía un sabor muy intenso, incluso creo que le hubiera echado menos. Ahora a esperar un poco a ver que tal el conjunto de sabores, la textura, como cualquier confitura ligera, una delicia de color y fluidez. Ahora a fantasear con los avellanos que bordean el río, el nogal que adorna la entrada, los manzanos que en Octubre nos darán toda la cosecha...Hummm! Que delicia solo el imaginar!
.
Compota agridulce de ciruela
.
(Versión libre)
Ciruelas (yo creo que eran como unos 4 kg. o más) 4 cebollas, 2 manzanas sidreras medianas, canela en rama, laurel, estragón, comino, clavo, eneldo, pimienta negra, 2 cayenitas, vinagre de sidra (como 2 tazas, aunque yo echaría menos), 1 taza de agua, 1/2 Kg. de azúcar moreno.
Deshuesamos las ciruelas partiendolas a la mitad y las dejamos reposar toda la noche con el azúcar, las especias y el vinagre. Por la mañana añadimos las cebollas y las manzanas. Revolvemos bien y a cocer a fuego medio y cazuela destapada hasta que esté todo blando y los jugos echos almíbar. Batimos al gusto con una batidora y envasamos.
hemc 35 - conservas caseras

19 junio 2009



Postres de la niñez, a eso las asocian la mayoría de la gente. El caso es que a mi no me saben a niñez, porque mi madre era de poco postre, pero cuando se ponía, era a lo grande. Así que nada de natillas. Si hacía, eran tartas. La de moka, la de manzanas, algún postre seco de su tierra (sequillos, galletas de nata), pero nunca natillas. No creo habérlas comido nunca echas por ella. Claro que de poder escojer, me quedo antes con cualquiera de aquellas delicias que salían de sus manos. Y que conste que me gustan mucho, tanto las natillas, como los flanes, crema catalana, pastelera... Así que a mi las natillas no me saben a niñez, me saben a "adultez" y a thermomix. Porque la maquinita entró en mi vida de recién casada, se hizo la reina y señora de mi cocina, y aunque uso todo el resto de mis juguetes, que son muchos y todos me encantan, de ella es de la única que no prescindiría. Y llegar hoy tarde y cansada, echar los ingredientes, ir a cambiarme y al volver tener unas natillas caseras enfriando en la nevera no tiene precio...Bueno sí, lo que cuesta la thermomix..jajajaja.

Natillas

3 huevos; 500 gr. de leche; 150 gr. de azúcar; La piel entera de un limón; Canela en polvo.

Metemos los ingredientes (menos el limón y la canela) en el vaso de la thermomix y batimos unos segundos a vel. 4. Ponemos la mariposa con la piel del limón enroscada en ella y cocemos 8 ó 9 mts. a 100º, vel. 2
Vertemos en los cuencos donde vayamos a servir y dejamos enfriar. Servimos bien fresquitas espolvoreadas de canela.

06 junio 2009




Este año escogió ella, como debe ser en realidad. Yo objeté que de queso ya la había hecho el año pasado, pero es que a mi suegra, al igual que a mí, le chiflan las tartas de queso. Había planeado dejar un rato del sábado para hacerla y que el domingo estuviera reposadita y fría pero mi amiga Mariali se cruzó en mi camino. Tenerla lejos y echarla de menos son causa y efecto, así que mi sentido de la responsabilidad se esfumó y me fui toda contenta a pasar ese rato con mis amigas del alma. Teniendo en cuenta además que a la noche siguiente me ingresaron, se entiende el porqué renegué tanto cuando a la 1 de la madrugada llegué a casa cansada, con malestar y pensando en que había que hacer la tarta...Se que es batir y hornear, pero ni eso me apetecía. Pero el aniversario de padres y suegros es sagrado en mi corazón. Miré por la nevera, y localicé ingredientes, eché según apetencia y buen parecer. Decidí cambiar la cobertura por alguna más original y más en esta época que no estamos con el "aire l'es castañes". Al día siguiente serví la tarta más contenta que un ocho en la mesa de aniversario. La sonrisa de mi suegra y sus expresiones de alborozo al probarla compensaron todos los reniegues previos....

TARTA DE QUESO "L'AIRE LES CASTAÑES"

3 tarrinas de queso crema; 500 gr. de leche condensada, 4 huevos, 1 cdta. colmada de maizena, 1 bote de crema de castañas "Hero" (si es temporada se puede hacer en casa).
Batimos todos los ingredientes, menos la crema de castañas, a velocidad media del batidor que usemos y lo justo para amalgamar ingredientes. Vertemos en un molde que podemos cubrir previamente con una base de galletas y mantequilla, o de sobaos. Horneamos unos 45 mts. a 170º y dejamos enfriar en el mismo horno sin abrir la puerta. Dejamos reposar en la nevera mejor toda la noche. Cubrimos con la crema de castañas y a disfrutar.



11 mayo 2009


Planeando la cena de esta noche me di cuenta de que no tenía yogures. Podemos tomar algo de fruta pero después de cenar siempre me apetece algo que me recuerde más a un postre...manías! No supuso un problema, con la thermomix y lo que haya por ahí seguro que se puede hacer algo rápido y rico. No lo dudé, los flanes de queso de Noemí, el hada rubia que me envió un molde de silicona desde el otro lado de España, sin conocerme más que de participar en un foro. Aparte del molde de corona que he usado hasta la saciedad, y usaré, también tengo algunas de sus maravillosas recetas en mi cocina, y ésta es una de ellas. Cometí el error más básico que se puede cometer cuando vas a cocinar, no comprobar los ingredientes. Cuando ya tenía los líquidos y los quesitos echados en la thermomix, a falta sólo del azúcar y el sobre de cuajada, comprobé que este último ingrediente se había terminado y estaba convenientemente anotado en la pizarrita pertinente que cuelga de mi congelador....ainssssssss! De que sirven los tunéos y la imaginación? Grandes platos han salido de grandes olvidos, como el brownie... Lo he sustituído por gelatina de limón (suelo tener de todos los sabores). Ha quedado exquisito... bendito error!

FLANES DE QUESO Y LIMÓN

250 gr. de leche, 250 gr. de nata, 90 gr. de azúcar, 1 sobre de azúcar vainillada, 1 sobre de gelatina de limón, 10 quesitos.

Todo a la thermomix y cocer 10 min. a 90 grados y velocidad 4. Me ha dado para 7 moldecitos de flanes.






02 abril 2009


Habida cuenta de mi gran pasión gastronómica, no solo a nivel práctico sino también de lectura (esa pasión no se limita a los libros de cocina...ahora mismo estoy con "El eterno marido" de Dostoiesvki), mis hermanas en sus incursiones libreras me tienen encuenta...La tradición viene a resultas de mi gran aficción de pequeña a enfermar de anginas. Cada cierto tiempo recaía y eso implicaba bastantes días postrada en cama y siempre, siempre, implicaba un libro de regalo. Coleccioné libros de los Hollyster, Torres de Marlory, Los Cinco, de Alfagüara Juvenil, muchos de María Gripe, algunos cuentos de hadas....
Cuando en la adolescencia empecé a desarrollar mi gran aficción a la cocina, sólo me podía permitir alguna revista y desde luego a mis "alrededores" no les parecía bien gastarse los dineros y su tiempo en libros de cocina...tooooodos de lectura. En cuanto pude contar con mi propio dinero empecé a hacerme con algún ejemplar, al principio más sencillos y baratos y muchas, muchas revistas...De aquella época y viendo que la fiebre cocineril no se me pasaba, mi hermana Noe que también tiene manos de hada para la cocina y gran afición empezó a tener en cuenta esa temática para sus regalos en forma de libros....y de esa época es el libro que tengo en mis manos y del que procede, al menos en inspiración, la receta que nos ocupa....
Como en casa la pasión por el vecino país se asemeja a la pasión lectora, en cuanto Noemí vió el libro no se lo pensó. Es pequeñito y encantador, sin fotos, con unos dibujos en portada sencillos y hogareños: "Buen apetito! 300 sabrosas recetas fáciles de cocinar. Cocina Francesa". Tengo anotada la fecha del regalo 12 de Junio del 95 y su procedencia...
Este año que hemos adelantado los regalos de aniversario por motivos técnicos, han caído unos 15 libros, la mayoría de bolsillo y en gran medida clásicos, pero 4 de ellos como no podía ser menos y respetando la tradición son de cocina. Tres son de la famosa serie "Culinaria" de Konemann, que comenzó precisamente un aniversario con el tomo de "Italia" y al que ya acompañan "Rusia", "España", "Francia", "Sudeste Asiático", "Hungría", "Caribe", "EEUU", "Europa a la carta" y "Grecia". Una maravillosa colección de viajes gastronómicos, fotos impresionantes, texto interesante y recetas de las mejores especialidades.
Ahora mismo tengo en mis manos un libro enorme, recetario pero con curiosidades, todo entero de mi tierra, "El Gran libro de la Cocina Asturiana" en busca de una receta sencilla y sabrosa para cocinar esa trucha asalmonada que cortada en rodajas gruesas espera en la nevera a convertirse en nuestra cena...
Una vez más los libros, grandes y pequeños, con o sin fotos, de temática culinaria o de mil temáticas distintas siguen siendo de los regalos más placenteros para mi alma..
.
.
Repollo francés asado
.
1 Kg. de repollo francés, 50 gr. de mantequilla, 50 r. de tocino, especias en grano, algo de caldo y queso rallado.
.
Se derriten la mantequilla y el tocino, cortado en trocitos, en una cacerola, poniéndoles encima el repollo cortado en tiritas. Se rehoga bien. Después, se añade un poco de caldo, especias y sal. Bien tapado, se termina de guisar. Después se coloca en uan fuente de barro, se vierte un poco de mantequilla derretida y queso rallado por encima y se mete en el horno hasta que quede dorado por arriba.
.
Yo corto el repollo a veces en tiritas y otras veces en la thermomix. Alguna vez he usado mantequilla y queda exquisito pero suelo usar aceite. Cuando no tengo tocino entrevetado que lo uso para las legumbres, lo sustituyo por bacon ahumado y añado tiritas algusto. De especias uso pimienta molida gruesa, una pizca de comino y una pizca de estragón que tiene un gusto anisado que me encanta con este plato. Si no tengo caldo uso vino blanco y algunas veces he usado incluso sidra que siempre tengo para cocinar. Yo lo hago en la sartén de la feria, lo dejo guisar poco para que quede un pelín al dente y aunque esa sartén quitándole el mango puede ir al horno, simplemente espolvoréo con mezcla de 4 quesos, o emmental rallado, tapo y dejo que se funda.
Se sirve muy caliente con baguette...hummmm....delicioso!

19 marzo 2009

No me gusta tirar nada. Tengo un montón de tupers de todas formas y tamaños para poder aprovechar restos de todo tipo... Si compro un pollo entero, separo pechugas para un día, el resto lo guiso y con la carcasa y desperdicios y algo de verdura hago un buen caldo para sopa. La carne adherida a la carcasa bien picadita junto con algo de jamón picado, fideo cabellín y huevo cocido me sirve para hacer la sopa con el caldo. Guardo las salsas de los guisos y las congelo, generalmente siempre sobran y tienen toda la sustancia de verduras y el ingrediente principal. Si algún día voy con prisa, trozos de algo a la sartén para dorar un poco, la salsa descongelada y comida lista...
En el caso que nos ocupa había hecho pisto. Tenía bastante calabacín, por un lado una crema con zanahoria y puerro, y con el resto de calabacín más ajo, cebolla, pimiento verde y rojo y tomate triturado un buen pisto casero. Me salió bastante cantidad así que le añadí atún en aceite, bien escurrido y desmigado y una parte para rellenar una empanada y otra simplemente encima de una base de pizza casera....
Nos encantó! La mezcla del pisto y el atún es riquísima y en el horno se mantiene jugosa, es una manera estupenda de comer la verdurita picada (se puede hacer también sin atún) con el delicioso atractivo de la llamada "comida rápida".
.
PIZZA DE PISTO Y ATÚN
.
Masa: 100 gr. de leche; 100 gr. de agua; 50 gr. de aceite; 10 gr. de sal; 20 gr. de levadura prensada o 1 sobre de levadura seca de panadería; 400 gr. de harina.
.
Pisto: 1 calabacín grande, 2 cebollas medianas, 2 ó 3 dientes de ajo, 1 pimiento verde y otro rojo, 1 bote grande de tomate triturado extra. 3 latas de atún en aceite medianas. Sal y pimienta.
.
Yo lo preparé todo con la thermomix. Tanto la receta de la masa como la del pisto están en el libro básico de recetas. Así que lo explico por la manera tradicional.
.
Masa: Templamos la leche, el agua y el aceite en un bol en el microondas 1 min. a máxima potencia. Añadimos la levadura desmenuzada o la seca y revolvemos hasta deshacer bien y que haga espuma. Dejamos reposar unos minutos. Lo volcamos en una fuente o ensaladera, añadimos la harina y por encima la sal y amasamos hasta formar una bola lisa y que no se pegue pero procurando no usar mucha harina más para que no nos quede dura. Si tenemos tiempo dejamos reposar un poco, sino estiramos directamente encima de la placa del horno aceitada o con una lámina de silicona.
.
Pisto: Cortamos toda la verdura a trocines pequeños. Añadimos un fondo de aceite en una sartén honda con fondo grueso o en una buena cazuela, echamos lo primero los ajos muy picados, un par de vueltas y antes de que cojan color la cebolla, salpimentamos para que sude y dejamos pochar unos minutos, vamos dando vueltas de vez en cuando y mientras no revolvamos dejamos tapado. Cuando la cebolla esté bastante pasada, añadimos los pimientos y dejamos pochar otro tanto, dando vuletas de vez en cuando. Por último los calabacines, dejamos pochar un par de minutos y añadimos el tomate triturado, si es muy ácido un pelín de azúcar para contrarestar. Damos más vueltas hasta que se integre todo bien y dejamos cocer tapado de 20 mts. a media hora, a fuego medio bajo, para que se sofrían las verduras. Dejamos reposar, añadimos el atún escurrido y una vez toda la mezcla fría, rellenamos con eso la empanda o cubrimos la pizza como en este caso. (La verdad es que con la thermomix es sencillo y rápido).
Horneamos la pizza a 180º unos 20 ó 25 mts. (yo uso turbo). Reposar un poco para no quemarnos y a disfrutar!

04 marzo 2009





Hoy no me da tiempo a explicar las circunstancias que rodearon la creación de esta delicia... Sólo que fué para una reunión pequeña de despedida de algo muy querido. A mi me chifló porque la combinación masa semidulce con chocolate y avellanas me parece gloriosa. La receta original no llevaba la avellana troceada pero me encanta encontrarme los trocines de frutos secos entre la crema chocolatada. Si os animáis como he hecho alguna vez a añadir trocines de una buena naranja confitada, podéis alcanzar el cielo.
Hay que tener cuidado al estirar la masa y procurar hacerlo parejo, yo no lo hice y el relleno al hervir acabo haciendo su propio río de lava por un lateral del rosco. No problem! procuré cortar para los demás los trozos decentes...total en la boca está todo igual de bueno, aunque la presentación cuenta también...
Pues esta maravillosa receta ya está anotada en mi recetario personal dispuesta a agasajar el resto de mi vida culinaria, y podéis ver el bollo original en el maravilloso blog: La Zuccheriera (la forma de su bollo roza la perfección)

Rosco de Nocilla (de Staximo)

Para la masa: 500 gr de harina 100 gr de azúcar 100 gr de mantequilla en pomada 2 huevos 25 gr de levadura fresca una pizca de sal leche templada para amasar (unos 200/250 ml, según el tipo de harina)

Para el relleno:Nutella al gusto (avellanas troceadas no muy pequeñas y naranja confitada)

Para decorar:1 yema de huevo azúcar (yo solo yema de huevo y avellanas enteras)

Desleír la levadura en un poco de leche templada.
Mezclar bien la harina con la sal, el azúcar y la mantequilla e ir incorporando poco a poco los ingredientes húmedo. Amasar hasta obtener una bola lisa. Guardarla en un cuenco, tapada con papel de celofán en un lugar cálido. Dejarla leudar 2 horas.
Estirar la masa en forma de rectángulo, muy fina (menos de 1/2 cm de grosor), cubrir con Nuella al gusto, sin llegar hasta el límite de los bordes. Enrollar, formar un círculo juntando bien los extremos, poner el bollo en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y dejar leudar otra vez en un lugar caliente otras 2 horas.
Pincelar la superficie con una yema de huevo batida, espolvorear con azúcar y cocer a 180º unos 40 minutos, hasta que esté bien dorada.

Os pongo la receta tal cual la tradujo Cannella y en amarillo mis "añadidos" y aclarar que yo la masa la hice echando los ingredientes en la cheff, oséa que la hizo ella solita, yo solo controlé con algo más de harina que fuera maleable...

09 febrero 2009




Era el primer aniversario que iba a ir sin postres. Estos años de atrás la alergia me ha dejado bastante tranquila, también es verdad que han sido inviernos suaves. Pero este inverno que se ha empeñado en demostrar toda su esencia como estación mi alergia ha hecho amago de dar lata de nuevo. Si bien no me deja sin dormir toda la noche como antaño, si que me ha dado algun fin de semana latoso, como justo, justo el del aniversario...
Vivir en Asturias y tener alergia a la humedad no es la mejor combinación de circunstancias posibles...pero no cambio las verdes montañas por nada del mundo...así tenga que tener la glotis cerrada, los ojos picajosos y la naríz goteando todo el rato...
El caso es que me pasé todo ese sábado pensando que tenía que hacer el postre. Iba de la cama al sofá fantaseando con que mi mente pudiera mover sola todos los aparatos...y mira que en cuestión de aparatos yo cuento con ayuda! jajajaja. El domingo me levanté más descansada pero una mano pedía permiso a la otra para moverse, tenía que empaquetar unos cuantos regalos y cuando terminé y me tomé algo de medicación para poder ir dignamente sin parecerme al pato Donald cuando hablaba, pensé, no puedo ir sin postre, sería la primera vez en añísimos....
Mi querida thermomix vino en mi auxilio, y la moda de servir los postres en vasos también...
Como a mi familia lo de los postres de limón les va mucho sobre todo después de comidas pantagruélicas, se hizo la luz, tarta de limón pero en vasitos...
Fué rápido, limpio y todo un éxito. La verdad sentí un poco de desazón cuando les oí comentar que todos los años disfrutában muchísimo con el postre pero que este año había sido glorioso....
Ay dios mío! el año que menos me complico la vida...La vida tiene sus grandes y pequeñas paradojas. Las fotos como corresponde a una situación de estres-prisa-alergia no son de lo mejor, pero sirven para hacerse una idea. Eso si, cumplí con la tradición y me sentí genial cuando abrí la nevera para meter el postre de todos los años...
P.D.: Agradezco vuestro interés, pero debido a un retraso en los post, no especifiqué que el aniversario de mis padres es el 22 de Diciembre y se celebró el domingo 21. La alergia ha seguido presente puesto que no deja de llover pero no a esos niveles. Siento la confusión y doy gracias por las muestras de interés y ahora paso a poner la receta, . Un beso a todas.
TARTA DE LIMÓN EN VASOS
Base de bizcocho genovés: 3 huevos; 90 gr. de azúcar; 90 gr. de harina.
Ponemos la mariposa en las cuchillas y echamos en el vaso los huevos y el azúcar. Programamos 4 min. a 40º, vel. 3. Cuando termine, programamos otros 4 min., vel.3, sin temperatura. Añadimos la harina y mezclamos 4 seg. en vel. 1. Quitamos la mariposa y terminamos de mezclar la masa delicadamente, ayudándonos con las espátula para que no se nos baje.
Yo usé un molde rectángular de base desmontable que compré en el Lidl el año pasado, lo podéis hacer en la bandeja del horno, pero procurando no extender mucho la mezcla para que no se quede excesivamente fina. Dejamos reposar y cortamos redondeles de bizcocho con la parte de arriba del vaso que vayamos a usar para servir el postre.
Relleno de crema de limón: 200 gr. de azúcar; La piel de 1 limón (solo la parte amarilla); 200 gr. de zumo de limón; 200 gr. de nata líquida; 4 huevos; 30 gr. de maicena; 30 gr. de mantequilla.
Con el vaso de la thermomix muy seco, pulverizamos el azúcar a vel. máxima, y con la máquina en marcha, incorporamos la piel de limón bien seca. Paramos la máquina y bajamos con la espátula todos los residuos pegados a las paredes. Añadimos el zumo de limón y trituramos de nuevo. a vel. máxima para que se termine de triturar la piel de lión. Añadir el resto de los ingredientes excepto la mantequilla y progrmar 7 min. a 90ºC, vel. 4. Cuando termine el tiempo, quitamos la temperatura, añadimos la mantequilla y dejamos funcionar 1 min. más a vel. 4. Volcamos en un recipiente y dejamos enfriar.
Cobertura: Nata montada azucarada y barquillos de chocolate negro bañados en chocolate blanco (me los compró mi hermana en el Carrefour, era un bote redondo lleno de unos barquillos enormes y exquisitos, los partí en 3 para adornar cada vaso)
Ahora solo queda montar, ponemos en el fondo de los vasitos el bizcocho genovés, en este caso como los vasos en la parte de abajo son cuadrados y más pequeños, forcé el redondel para que quedara una especie de cestita. Añadimos la crema, cubrimos de azúcar y quemamos con el soplete cuidando de no acercarnos demasiado al cristal. Refrigeramos. Adornamos con nata montada y barquillos justo antes de servir.
P.D. También se puede hacer una quebrada no muy cocida o dorada, partirla en trocines de distinto tamaño y poner eso de base, como en los "crumbbles" ingleses, así el juego de texturas es mayor...

26 enero 2009



Hoy vamos a conocernos mejor...
.
Y para que no nos pase lo del osito de la imágen, decido recojer el testigo de la estupenda y cálida cocinera Calohe para que sepamos un poco más de nosotros... La persona tras la cazuela. Esa sería la idea!
Un abrazo para ella que me transmitió como nadie la sensación de entusiasmo que te puede dar recuperar una receta con la que agasajar a alguien tan querido como un padre. Cuando no compartes el inmenso placer de emocionarte hasta el paroxismo si ves salir un bizcocho enorme y jugoso del horno, o cuando oyes a tu pareja cantar alegre cuando entra: Qué bien huele!, o cuando esa amiga tan querida y loca por el chocolate te susurra al oído ante una merienda programada...Moni, me vas a hacer tu brownie eh? a que si?...Cuando uno no vive estas cosas puede que le choque un poco el tema del boom de los blogs de cocina. Gente corriendo a fotografiar un plato antes de que nadie le meta mano. Empezar a pensar: !Hoy voy a variar el menú que tengo que actualizar el blog!...jajajajaja. Ay dios mío! Estamos en la era virtual y para mí es un inmenso placer poder entrar en las "casas" de tantas maravillosas cocineras/os, y descubrir el inmenso potencial que tiene el ser humano para hacer estupendamente bien muchas cosas...

1.- ¿Cómo es tu despertar por la mañana?
.
La verdad es que tengo muy buen despertar. Despierto totalmente al segundo de abrir los ojos y salto de la cama como si nunca hubiera estado en ella...Es un contraste enorme con maridín, que necesita su media hora de silencio y reflexión, mientras se aséa y consigue arrancarse de los brazos de Morfeo.

2.- Estación favorita del año

La nieve, el hogar, las galletas en el horno, el sonido de la lluvia debajo del paraguas o en los cristales, las reuniones sociales, las hojas cubriendo con un manto de infinitos colores cálidos un prao, el despertar de las flores en primavera. En fin! Todas excepto el verano, ya se que soy rarita! Y la que más el invierno. Sólo hecho de menos más horas de luz, pero ya hace tiempo que llegué a la conclusión de que el mundo no se va a amoldar a mis gustos por mucho que piense en ello.

3.- ¿En qué ocupas el tiempo libre?

Pufff, leér libros deseados y no deseados, todos enriquecen. Cocinar por deleite y obligación. Bordar en punto de cruz cuadros que haen de mi casa hogar, hacer ganchillo, lo último una flor negra para Pepa, que se ha hecho un jersey y quería un adorno a juego. Quedarme colgada en los ojos de Iván, reírme con mis hermanas, alucinar con el vestido que lleva una modelo de alta costura, decirle a Mariali o a Laurina que las hecho de menos y mimar a las que si tengo a mano, visitar blogs principalmente de cocina y labores. Sacar fotografías a todo lo animado e inanimado (sobre todo flores, árboles e hijos de mis amigos).
Discurrir como hacer un hueco para poder redecorar ese trocito sobre el que todavía no tengo puesto nada en el salón...jajajajaja. En fin, la palabra aburrimiento no entra en mi vocabulario emocional.
.
4. ¿Qué comida es mi preferida?
.
Pollo y tortilla de patatas.
5.- ¿Qué color te gusta?
.
Me gustan muchos colores, sobre todo los cálidos y otoñales, pero no se porqué el blanco me llama especialmente, las flores blancas son mis favoritas.

6.- ¿Qué día de la semana es el mejor para tí?
.
Me gusta el viernes, se acaba la semana, voy a la reu a ver a toda mi gente querida y charloteo con Iván sobre todo lo que va a dar de si el finde...

7.- ¿Qué lugar te gustaría visitar alguna vez?
.
Canadá, La Patagonia Argentina, Petra, El polo norte para ver la Aurora Boreal...

8.- ¿A qué temes?
.
A los miedos que me impidan vivir...y a la ausencia de la gente querida.

9.- ¿Qué es para tí tu blog?
.
Una ventana de mi casa al mundo y del mundo a mi casa...
.
10.- Te cuesta perdonar...
.
La maldad
.
11.- ¿Qué extrañas?
.
La gente que quiero y que por circunstancias no está conmigo.
.
12.- ¿Cómo vives la Navidad?
.
De ninguna manera, no la celebro, pero me encanta cotillear los menús tan espléndidos que elaboran la mayoría de los que si lo hacen.
.
13.- ¿Quienes formarían tu mejor concierto?
.
Bach, Paganini, Debussy, Leo Delibes...pufff, necesitaría un auditorio muy amplio...
.
Ahora hay que pasárselo a cinco amigos bloggeros, ahí va mi lista:
.
.
.
.
.

23 enero 2009




Hoy quiero homenajear a mi queridísima "cheffo", se va! Tengo que limpiarla bien por dentro y por fuera, no porque esté sucia pero tiene "huellas de guerra" que veré con paciencia y frotamientos si consigo borrar. Se va a casa de mi hermana pequeña...Heredo la "Breadman" de mi suegra. A ella no le cunde la cubeta...cocina en olla grande, y no se arregla. La usó al principio para alguna cosa, pero ahora se cuidan, así que pocos pasteles de pescado y de ningún tipo...a no ser cuando vamos nosotros a comer. Mi cuñado no quiso heredarla...yo no he puesto ningún reparo! jajajaja. Teniendo encuenta todo el jugo que le he sacado a le cheffo y es la hermana pequeña...que no haré con la breadman? Bueno la técnica es la misma, así que habrá cosas en que algo mejor...pero la verdad es que seguramente más de lo mismo, quichés sin base, asados de aves y carne con patatas panadera por debajo, pescados asados sin nada de olor, pasteles de chocolate y queso, bizcochos siempre rectangulares, alguna legumbre de cocido lento, y por supuesto pan y masas que para eso es estupenda....
No me parece normal la pena que me da desprenderme de cosas que he usado con placer y cariño...les atribuyo vida! ya no personalidad, la razón se impone...pero los sentimientos, ay los sentimientos! Empiezo a pensar en la de días que me ha visto la cheffo entrar atorada corriendo y meter los ingredientes a la carrera porque me iba a trabajar y volver despues de un rato corriendo a medio peinar, porque había que dejarla programada claro...jajajaja. Y recuerdo entonces los días de sacar algún pastel o bizcocho y hacer un cafetín y la cara de disfrute de maridín. Y entonces ya por último recuerdo este bizcocho, lo había hecho por la tarde con la sensación de que es mucho más barato encender la cheffo y hornear que hacerlo con el horno mismo y la verdad es que quedan tan bien! Se puede apreciar en la foto, alto, jugoso, esponjoso...Este en concreto de naranja! Esa misma noche se fué la luz, 3 horas y media!!! Por supuesto lo único que podíamos hacer era ducharnos...todo lo demás en mi casa es eléctrico... No estaba precisamente surtida de latas, tocaba ir a comprar...Y lo que tenía para cenar precisaba la acción del fuego o más bien del calor que no podía generar sin electricidad. Nos salvó el bizcocho con un cola-cao del tiempo. Llené la casa de velas (son una de mis perdiciones....jajajaja), nos cenamos el bizcocho y nos pusimos a ver fotos...Momentos mágicos que se lleva mi cheffo, que le tocará vivir a la breadman?
Usé la receta de Troy que siempre me ha salido redonda, bueno en este caso rectangular...yo lo dejo una hora y luego un ratillo en mantenimiento. A partir de los 50 mts. pinchar con una aguja fina para comprobar la cocción.

BIZCOCHO DE NARANJA
(Adaptada por Troy para la Chef)
Ingredientes:1 medida de aceite de girasol 1 medida de leche 1-1/2 medidas de azúcar 2 huevos batidos 1 chorrito de esencia de vainilla (opcional) (yo uso un sobre de azúcar vainillado)
La ralladura de una naranja y su zumo 3 medidas de harina 1 sobre de levadura Royal
Preparación: Poner la pala de amasar.Todo a la cubeta por el orden indicado. Mezclarlo todo bien con una cuchara de madera y programar en el 50 una hora y 5 ó 10 minutos (según guste más o menos oscurito). No levantar la tapa hasta que acabe. Entonces, dejar un ratito (como 10 minutos) en la cubeta antes de desmoldarlo.
NOTAS:Yo en vez de harina y levadura utilizo harina bizcochona, que ya la trae incorporada. La tienen en Carrefour, Hipercor, etc.Queda también muy bien con la ralladura y el zumo de un limón en vez de la de naranja. Sabe más "tradicional".Hay gente que prefiere echarles a los bizcochos aceite de oliva. He oído que también queda bien, aunque personalmente no lo he probado.
Pongo la receta tal cual la escribió Troy. Yo si he probado con aceite de oliva, y salen buenísimos, menos finos, pero buenísimos también!

14 enero 2009



Fué un menú marinero. Mi hermana la peque preparaba nerviosa la mesa, y limpiaba como una loca...Agasajaba a una amiga muy querida. El mantel en un "crepé" beige semitransparentoso con filigranas doradas y los bordes más oscuros. La preciosa vajilla verde con los cuencos de cristal y flores a modo de platos soperos. Las servilletas con los servilleteros haciendo juego. Las copas en semicirculo rodeando cada composición del plato. No se pudo poner centro de mesa porque los entrantes ya ocupaban sitio, pero hacían esa función con sus distintos colores: Tartaletas de marisco y Minivolovanes de bechamel y jamón. Ella preparó los entrantes, el primer plato y el postre, pero para el pescado solicitó mi ayuda. Es increíble lo rápido que se nos fué el tiempo y eso que la Crema de andaricas y los flanes de arroz con leche estaban en la nevera desde el día anterior. Pero cualquier cosa que se haga, si se hace con mimo, lleva su tiempo. Cuando nos dimos cuenta, tuve que volar a por el pan y recambios de olor para la casa. Por fin los entrantes en la mesa, el pescado haciendo chup-chup en la cazuela y los patatinos dorandose en el horno.
Cuando llegaron todavía estaba dandole vueltas a los patatinos con una cuchara de palo, saludé, no quería que me viesen mucho, yo solo era un duendecín ayudante ese día. Al final me despedí de ella con un beso y le susurré al oído: Que todo salga bien, señita Escalaaaaaata!...la dejé riéndose a carcajadas. Seguro que no todo salió perfecto, pero disfrutaron del antes, del durante y del después y eso es lo realmente importante...
LUBINA MARISCADA (De Jorge Alberto García, cheff de la Quinta del Infanzón)
Se suele hacer por estos lares preferentemente con merluza. Pero en mi casa somos unos fanáticos de la lubina, herencia materna!
4 lomos de merluza de 300 gramos cada uno. 20 langostinos. 20 almejas. 400 gramos de carne de centollo. Salsa tipo americana. Aceite.
En una sartén grande con un poco de aceite se doran cuatro cucharadas de harina; después se añade un poco de brandy, tomate frito y caldo de cocción de los mariscos. Se sazona con sal y se da a todo unos breves hervores, debiendo quedar una salsa ligeramente espesa. En esa misma sartén, con el salsamento, se disponen los lomos de merluza (previamente sazonados con un poco de sal) con la piel hacia abajo; se suman las almejas, los langostinos y la carne de centollo, dando unos meneos para que la salsa se distribuya por el conjunto. Se aviva el fuego y al romper el hervor se lleva la sartén al horno, a temperatura entre 180º C y 200º C, durante unos 10 minutos. Se sirve en raciones individuales, repartiendo equitativamente en cada plato las almejas y los langostinos.
El caldo de marisco para preparar la salsa se elabora utilizando el agua de cocción de los langostinos. En vez de langostinos pueden utilizarse gambones de excelente calidad. La carne de centollo se prepara cociendo centollos y seleccionando después la carne. También pueden utilizarse nocas o bogavantes. Un complemento de patatas panadera, a media fritura y colocadas en el fondo de la sartén o cacerola antes de echar la merluza en ella, son una sorpresa extraordinaria
De nuestra cuenta la lubina fue en rodajas gruesas cortadas como para la cazuela. No echamos la carne de centollo, sino trocines de algunos langostinos que sobraron. Y al ser tanta cantidad de pescado la hicimos entera en la olla.
Las patatas, fueron unos patatinos que se pueden hacer de dos maneras, o cocerlos unos 12 o 15 mts. con su piel, pelarlos y terminar de hacerlos en el horno con abundantes trocines de mantequilla, sal y pimienta, o cojer dos botes de patatinos cocidos en conserva, escurrir bien y terminar de hacerlos en el horno de idéntica manera.