Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2007
Imagen
Uso mucho las pechugas de pollo. Es un corte limpio y fácil de usar. No tiene ningún desperdicio y se puede hacer de muchas maneras. Hay que cocinarlas en su punto justo porque tienden a secarse y pierden la gracia. "Pechugas a la provenzal", así llamé a este plato que pongo hoy. Empecé a hacerlas de esta manera de adolescente en casa de mi madre, quiero pensar que no hace muchos años...A mis hermanas les encantaba. Es un plato muy sencillo y bastante rápido y además te cunde la pechuga porque la adicción del pimiento, la cebolla y el queso hace que necesites menos carne para llenar el plato. Además las verduras le aportan mucho sabor y jugosidad...La verdad es que nos encanta comerlas de esta manera...Al principio Iván retiraba la cebolla, ahora ya lo come todo junto, pero sigue prefiriendo el pimiento. Una clave del plato está en las hierbas, el eneldo y la mezcla de "hierbas provenzales". Me entusiasma el eneldo y lo uso sobre todo con el salmón, y con otros pe…
Imagen
Me gusta el pescado. La única pega que se le puede poner es que depende de cual, no suele ser barato. Maridín objetaría las espinas. Para obviar esa objeción suelo comprar filetes o lomos, o rodajas grandes, en las que las espinas sean facilmente reconocibles y eliminables. Es sano, sencillo de hacer, porque con todo y con nada está buenísimo. Hay mucha variedad, con sabores y texturas enormemente distintas, lubina, parrocha, salmón, chopa, mero, merluza, bonito, pixín, lenguadinos, bacalao....De lo poco que no me da más está el congrio (no hago ascos para una buena sopa de pescado o marisco) pero para comer así no me gusta la consistencia de su carne y nunca he conseguido que me den más las bacaladinas, aunque en casa de mi madre siempre gustaron muchísimo. El bacalao fresco (más que el salado) nos encanta. Compro filetes que congelo y luego salen lo mismo enteros, que troceados en salsa, que en forma de riquísimas albóndigas. Esta vez tenía prisa, pero buenos ingredientes, un vino b…