09 diciembre 2006







Nos encanta el bacalao, pero fresco. Aprovecho siempre que está de oferta, y compro un par de buenos filetes, envuelvo y al congelador. Unas veces sale en forma de riquísimas albóndigas, que tengo que hacer y poner porque son todo un lujo, pero esta vez maridín tenía apetencia del trozo de bacalao entero, así que me dije, vamos a ver que tenemos en la nevera y a ver que nos sale. El caso es que el "Bacalao a la manera de Elbe" nos ha entusiasmado. Esta vez sólo he usado mis maquinitas para picar muy fino las verduras, no soy capaz de hacerlo con el cuchillo, iría a una clase sólo para que me enseñaran a cortar así de rápido, pequeño y seguro como ves a los cocineros en la tele. El caso es que ha sido cocina tradicional. Tengo que reconocer que invertí tiempo pero a mí el tiempo cocinando se me pasa volando y el resultado mereció la pena. Como todo guiso, incluso de pescado, estaba más bueno al día siguiente. De mi madre (que tuvo pescadería unos cuantos años), aprendí que el pescado exige el tiempo preciso para que quede jugoso y no pasado, seco y astillado, y que es mejor quedarse corta y darle luego otro hervor. Fué justo lo que hice, lo freí a fuego fuerte sólo para dorarlo, y luego el hervor en la salsa fué breve. Así al día siguiente lo recalientas y el segundo hervor es el tiempo justo para que quede en su punto perfecto y la salsa ya se ha trabado y se han mezclado sabores y jugos y el resultado es exquisito. Las patatas es lo único que resiste mal el paso del tiempo, pero al estar dentro de la salsa no desmerecen del resto del plato. Con esto no digo que no se pueda comer recién hecho, nosotros lo hicimos, pero degustamos el resto al día siguiente y estaba más bueno todavía. No me da tiempo a poner la receta, hoy toca vermouth familiar, pero prometo ponerla a la mayor brevedad, mientras tanto dejo las fotos para que vayáis abriendo boca, pena que no se pueda oler y degustar....

BACALAO A LA MANERA DE ELBE

2 filetes de bacalao fresco, 2 dientes de ajo, 1 cebolla grande, 1 pimiento rojo grande, 1 tomate grande, 1 patata mediana, vino blanco, sal y pimienta.

Echamos un fondo de aceite en una olla baja o tartera y sofreímos los dientes de ajo picados, antes de que se doren añadimos la cebolla picada muy menuda, salamos y sofreímos a fuego medio-bajo y con la tapa puesta, abrimos de vez en cuando y revolvemos con una cuchara. A los 15 mts. añadimos el pimiento picado muy pequeño y sofreímos también unos 5 mts. más, añadimos el tomate pelado y picado en trozos pequeños y ahora dejamos que se haga el sofrito con la tapa puesta y el fuego medio-bajo, mientras vamos preparando el resto de la receta (dándole un menéo de vez en cuando con la cuchara de palo). Pelamos la patata y la cortamos a la mitad, cada mitad en rodajas finas y las freímos por tandas para que no se amontonen. En cuanto cojan color las sacamos a un plato con papel de cocina para que absorva el aceite que puedan recudir. Cortamos los filetes de bacalao en trozos, salpimentamos y rebozamos primero en harina y luego en huevo y freímos en la misma sartén donde hemos frito las patatas previamente. A fuego fuerte, sólo que coja color el rebozado. Según vamos friéndo vamos añadiendo a la tartera en la que tenemos el sofrito, y en la que habremos bajado el fuego al mínimo. Una vez que está todo el bacalao en la tartera, subimos el fuego y cuando coja fuerza de nuevo añadimos un buen chorro de buen vino blanco, damos un menéo a la tartera para que se mezclen las verduras con el vino y dejamos evaporar el alcohol un par de minutos, añadimos las patatas fritas reservadas, bajamos a fuego medio y dejamos cocer otro par de minutos con la tartera tapada, retiramos del fuego, dejamos reposar y volvemos a calentar para servir.

3 comentarios:

Estrella dijo...

!Que manos tienes Elbe!, tiene una pinta magnífica, se nota que le pones pasión y amor a todo lo que haces. A nosotros nos encanta el bacalao, ya estoy deseando saber tu receta, un beso.

Lunaria dijo...

Si que es un apenaque no se pueda degustar. El bacalao me encanta y también hago albóndigas con él.
Me gusta de todas las maneras, al pil pil, a la vixcaína, dorado... en fin para chuparse los dedos.

loella dijo...

Uhmmm, que riquísimo el bacalao, a mi también me chifla, y hecho por mi queridísima hermana me imagino lo buenísimo que tiene que estar.

Yo que he probado mucho de sus platos puedo decir que están todos exquisitos, pero para mi lo que más es el pollo guisado que le queda como si se desihiciera en la boca y jugoso con un sabor especial.

Un besin artistaza