21 enero 2008



Como la aficción a la cocina me viene de largo, ya hacía mis pinitos en casa de mi madre. Sobre todo cuando alguna vez invitábamos a amigos a comer a casa. No recuerdo la primera vez que empecé a hacer este plato, he intentado hacer memoria, pero mi memoria es muy selectiva, recuerda poco y cuando le da la gana. Si recuerdo de donde saqué la receta, de las cajas de pasta para lasaña "Barilla". Me facinaron desde el principio porque no había que cocer la pasta previamente, ni siquiera remojar, sólo ser consciente de hacer la lasaña en un molde justo para que ambas salsas, la boloñesa y la bechamel dieran la humedad que la pasta necesita para cocerse. En la caja venía la receta, la probé y la hice mía...ya no era de "Barilla", era "mi lasaña". Como toda receta que pasa a formar parte de la cocina de una persona, suele ir sufriendo transformaciones, y vas añadiendo o quitando ingredientes , haciendola tuya realmente. Ahora ya es uno de los "clásicos populares" de mi cocina...es un plato de éxito seguro en casi todos los casos, de gusto muy popular, como la tortilla de patatas vamos...que casi nadie dice que no. Al principio todo a mano, me llebava mi buen tiempo. Luego los "ayudantes de cocina" entraron en mi casa y me ayudaron a picar, cocer...ahorrando tiempo de elaboración. Es laboriosa de hacer, pero el resultado merece la pena y además cunde mucho...Esta dió de comer, con una ensalada delante y un flan detrás a 7 adultos y 3 niños.
LASAÑA DE ELBE
Ingredientes: 200 gr. de lasañas (aprox. 12 placas) Barilla sin cocción previa (valen las del Lidl); 400 gr. de salsa de carne, 800 gr. de salsa bechamel, 100 gr. de emmental rallado, 18 o 20 lonchas de un buen queso de barra (yo uso siempre el de Oscos).
Elaboración: SALSA DE CARNE: 1 cebolla grandecita, 1 diente de ajo gordo sino 2, 1 lata de champiñones laminados, 5 lonchas de bacon, 3/4 carne picada, 1 lata de tomate entero, sal y pimienta, una cucharadita de bovril (jugo concentrado de carne).
Freír la cebolla y un diente de ajo muy picado en un fondo ligero de aceite. Rehogar después los champiñones partidos a la mitad. Añadir el bacon en tiritas y por último la carne, deshaciendo los grumos que se formen con una cuchara o palo de madera. En cuanto esté la carne cambiada de color añadimos la sal, la pimienta, el bovril y el tomate partido en trocines en la propia lata junto con el jugo. Remover y cocer a fuego lento unos 20 mts.
BECHAMEL: Deshacer 60 gr. de mantequilla a fuego lento, añadir 40 gr. de harina y rehogar bien, ir añadiendo unos 700 gr. de leche templada previamente sin parar de remover y poco a poco. Una vez incorporada toda la leche dejar cocer a fuego lento hasta espesar sin dejar de remover.
MONTAJE: Cojer un molde rectangular de bordes un poco altos, poner una capa fina de bechamel y una capa de lasañas, encima una de boloñesa, otra de bechamel y encima lonchas de queso, capa de lasañas, boloñesa, bechamel y lonchas de queso. Terminar con la bechamel y espolvorear por encima con queso emmental y hornear unos 30 mts. a 180º. Dejar reposar antes de servir para que coja consistencia y se pueda comer.
Yo la hago con la thermomix, pero la explico por el metodo tradicional que fue como me llegó a mi.


07 enero 2008



La casa rural era preciosa, no podíamos quedarnos a dormir, pero pasamos los dos días enteros. Hubo baile, risas, conversaciones, achuchones a las niñas, algún paseo al aire libre, juegos de cartas, caídas, y a decir de mariali mucha comida. El primer día pudimos comer al aire libre con un sol del recién nacido invierno todavía con las tonalidades anaranjadas del otoño. Lo más simpático era ver como nos movíamos en manada, menos mal que los huecos eran grandes. Estaba cocinando y cuando me daba cuenta eramos 7 adultos y 2 niños en un hueco, todos al calorcín, todos haciendo y "deshaciendo". Bien, el hombre es gregario por naturaleza. El segundo día llevé este dulce que entusiasmó, más que los flanes del día anterior. Realmente fueron dos días para recordar...


ROLLITOS DE FRAMBUESA Y NARANJA CONFITADA
1 sobre de levadura seca de panaderia, 1 cdta. de azúcar, 1 cda. de harina, 1/2 taza de leche templada, 2 1/2 tazas de harina tamizada, 125 gr. de mantequilla en trocitos, ralladura de naranja, 1 cuda. de azúcar extra, 1 huevo poco batido.
Relleno: Mermelada de frambuesa, naranja confitada en trocitos (puede llevar trocitos de nueces y chocolate con leche picado)
Lustre: 1 cda. de leche, 2 cdas. azúcar
Glasa escarchada: 1/2 taza de azúcar glas, 1-2 cuch. leche.
Mezclamos la levadura, la cdta. de azúcar y la de harina en un cuenco, añadimos poco a poco la leche y removemos hasa que esté homogéneo. Tapamos y reposamos 5 mts. Ponemos en un robot la harina, la mantequilla y el azúcar extra, batimos hasta conseguir una mezcla fina y migosa. Incorporamos el huevo y la ralladura y la esponja de levadura reserada y batimos hasta que se haga una masa. Trabajar sobre un silpat o una meseta enharinada ligeramente hasta que tenga aspecto de masa homogénea. Dar forma de bola y reposar en un cuenco aceitado sobre 1 hora o hasta que doble volúmen. Golpear la masa para sacar el aire y amasar unos 2 mts. para que ligue bien. Estirarla formando un rectángulo cubrir con la mermelada y esparcir los trocitos de naranja confitada y el chocolate y las nueces si decidimos ponerlos. Dejar un poco de la masa sin relleno en uno de los lados largos. Enrollar la masa procurando aprisionar bien el relleno y presionar bien al final el borde que hemos dejado sin relleno. Cortar el rollo en rebanadas de unos dos dedos de grosor y colocar en una bandeja o mode redondo o cuadrado como prefiramos. Dejar levar hasta que se junten los rollitos. Hornear unos 20 mts. Sacarlas y pintarlas con el lustre que haremos deshaciendo el azúcar en la leche a fuego lento. Cubrir luego con hilos de glasa que haremos mezclando simplemente el azúcar glas con la leche (podemos añadir a esta glasa también ralladura de naranja).
Yo hice la esponja de levadura y la puse en la "cheff" y luego añadí el resto de los ingredientes de la masa y puse el programa" masas". Los rollitos no quedaron nada perfectos porque no los puse a levar en un molde, iba tan pillada de tiempo que los dejé levar el poco tiempo que tenía para arreglarme en posición rectángular encima del silpat y al cocer no guardaron compostura, pero hay que reconocer que estaban de vicio.