26 marzo 2007


Hace frío. Ha llegado el invierno que no hemos tenido hasta ahora. Se está haciendo de noche y nos entra el hambre. Tengo pocas cosas en la nevera, hay cosas en el congelador pero congeladas, evidentemente. Puedo hacer una tortilla de patata, pero no me apetece tardar tanto ni ponerme a pelar patatas. Me esperan él, el sofá y una buena peli. Quiero algo rápido, que manche poco, que pueda hacer con lo que tengo, y que nos guste....Ya lo tengo..."spirodogs"...con mi inestimable thermomix, por supuesto. Meto los ingredientes de la masa de pizza que hago desde que tengo la maquinita (la opción B del libro "Nuevo amanecer", la que lleva agua y leche). En 3 minutos tengo la masa hecha (siempre la dejo amasar por lo menos 3 minutos). La saco, amaso un rulo y lo divido en cinco porciones aproximadas, las mismas que contiene el paquete de salchichas (la masa da para mas, sobre todo si la dejamos levar). Las extiendo formando rectángulos, pongo loncha de queso, salchicha, tiras finas de pepinillo y salsa barbacoa. Cierro los rectángulos y amaso bien los bordes para que no se salga nada. Pellizco bien el cierre de cada "spirodog". A la lámina de silicona y al horno unos 20 mts...a 180º. Dejo reposar y a comer....están buenísimos, tan calentitos...Fué estupendo, la peli, la cena y sobre todo la compañía....

19 marzo 2007



Las madalenas son una dulcería muy típica española. La mayoría las asociamos a la niñez, aunque reconozco que en casa de mi madre no eran muy de madalenas. Me gustan esas pequeñas porciones abizcochadas, individuales, pero tienen que tener sabor y no ser secas...He probado varias recetas, algunas me han gustado más o menos y probaré...porque hay determinados dulces de los que las variantes tienden al infinito. Tengo pendiente unas de un libro de repostería conventual, que espero que sean "celestiales", de ese libro probé las bizcochadas y nos chiflaron (las hice en forma de bizcocho), así que estoy deseando probar las madalenas. De momento os pongo esta receta. Me gustaron mucho, tenían una textura y un sabor estupendos. Estás están sin "faldita", las hice en los moldes de silicona que tengo para las magdalenas y los flanes, pero realmente me parecen mucho más guapas "vestidas". La receta es de Francisco Tejero.
MAGDALENAS
3 huevos grandes - 200 gr. de azúcar - 180 gr. de leche - 200 gr. de aceite - 380 gr. de harina - 1 sobre de levadura - 1 pizca de sal - ralladura de 1 limón
Batimos huevos con azúcar hasta que monten, añadimos leche y aceite y mezclamos 1 min. Añadimos harina y levadura y sal, previamente tamizado todo junto y por última la ralladura de 1 limón...mezclamos suavemente hasta incorporar. Vertemos en moldes, (lo mejor falditas blancas metidas en moldes rígidos), llenamos hasta la mitad aprox., y echamos un puñadín de azúcar en el centro de la masa, y horneamos a 210º si es turbo 18 min.

06 marzo 2007




Las odio. Siento ser tan extremadamente categórica, pero es así. Desde pequeña. Eran mi gran sufrimiento, bueno, tengo que reconocer que entre otros...porque mis redondeces no sugieren lo repunante que soy para comer bastantes cosas...Pero las lentejas en especial son el paradigma de mi comida "buaghhhhhhh.....", igual que el pollo en todas sus formas es de mi comida "hummmmmmm...." Me he acostumbrado a ponerlas una vez a la semana, son sanas y tienen hierro, y sobre todo porque tengo a mi lado un gran sufridor que ha ido probando mis progresos en cuanto a ellas. Nunca se me ha dado mal cocinar, seguramente porque siempre me ha gustado mucho, pero las legumbres se me atravesaban..., excepto la fabada, será porque también me gusta...y mucho. Recuerdo unas lentejas que eran agua de fregar, literalmente, pero de fregar un suelo muy sucio. No recuerdo como las hice, supongo que con poca cosa y con mucha agua, pero se que cuando levantamos los dos la tapa de la pota creímos desmayar...él se negó a probarlas y yo le secundé sin dudarlo un instante. A fuerza de ensayar y poner empeño he conseguido unas lentejas decentes, a decir de "mi mitad", deliciosas, pero yo no me fío de su criterio, le gusta casi todo lo que sale de mis manos...Yo desde luego no digo que están deliciosas, pero gracias a añadir mucha verdura picada, les quito ese sabor metálico que las caracteriza, con el sofrito de ajo y pimentón les añado la alegría que les falta, y el trocín de chorizo o las costillas adobadas le dan el toque de fiesta que un plato tan humilde como éste, necesita. Ellas me aportan el hierro del que suelo escasear...pero yo creo que no lo asimilo de lo tensa que las como a veces pensando en cuantas cucharadas más aguantaré tomar....
Lentejas de Elbe
1 vaso de lentejas, 1 zanahoria grande, 1/2 puerro, 1/2 cebolla, 1 pimiento rojo pequeño, 1 diente de ajo gordo, pimentón agridulce, sal, aceite, chorizo y panceta o costilla adobada.
Trituro las verduras en la thermomix, al 3 y medio, llendo y viniendo con el mando de la velocidad y bajando los restos con la espátula hasta que las veo bien picadas. Echo un chorretón de aceite en la cubeta olla rápida (tengo la olla programable GMP), rehogo el diente de ajo muy picado y antes de que empiece a dorarse añado 1 cucharada rasa de pimentón, hay que darle un par de vueltas con la cuchara de madera, muy rápidamente porque se quema enseguida y amarga. Añado las verduras picadas y les echo sal y rehogo todo junto (el olor de este mejunje es glorioso). Les doy también un par de vueltas y añado las lentejas escurridas que también rehogo con todo lo demás. Añado después agua hasta cubrirlas por encima un par de dedos, y los avíos que tengamos (chorizo y panceta o la costilla). Cierro la olla y cuezo 15 mts. Servir muy calientes.