22 julio 2008





Ayer estuve con mi hermana. Me vino a traer un libro que quería regalarme. Desde que tengo uso de razón, recordando los regalos que me han hecho a lo largo de mi vida, desde luego con diferencia lo que más me han regalado son libros. Cada vez que me ponía mala de las anginas (cosa que era muy amenudo) un libro que caía....Libros de cocina en los aniversarios, novelas modernas y antigüas...Al final no se como, la conversación acabó derivando a la cocina. Hoy estaba invitada a una comida y quería llevar una tarta...me pidió la receta de la de queso. Tengo miles de recetas, bueno no son miles realmente, pero casi, casi... Aún así de todas, siempre repito dos, según los comensales y la apetencia. Una de ellas ya está puesta en un post anterior, es la "Estilo Dely Nueva York", exquisita, contundente...y enorme. La otra es esta que pongo hoy y es la que le dí a ella. Me la dió Antonia, de recién casada. Antonia es una amiga que lleva años de experiencia cocinando para su familia, una auténtica guisandera asturiana. Hace un mazapán en forma de fabada, incluída tartera de barro...que es de exposición. Su tarta de queso no es para menos. Las medidas venían en volumen por el envase del yogur, pero cuando conseguí la thermomix traduje las medidas a gramos por comodidad. Las fotos son de una vez que quise estrenar unos moldes de silicona que había comprado. Pero la suelo hacer de forma cuadrada y con una buena mermelada roja de acompañamiento (frambuesa, fresa, mora, arandanos...)
Es una tarta sencilla, clásica y de éxito seguro. Que más se puede pedir? Hombre que no engordara...pero de momento me parece a mi que nos quedamos sin ese milagro.


TARTA DE QUESO ANTONIA 1 tarrina de queso crema; 2 huevos; 2 yogures normales o de limón; 250 gr. de azúcar; 140 gr. de harina; 250 gr. de leche; 1 pizca de sal; 8 quesitos (yo eché 10 porque me quedaban 2 rodando por ahí). Un poco de ralladura de limón.



Batir hasta que esté mezclado, hornear unos 40 mts. a 180º. Enfriar bien, mejor de un día para otro...

08 julio 2008



El otro día hablaba con una amiga de los sabores de la infancia, el cariño que puedes unir a esos sabores...Por eso la cocina de nuestras madres siempre es la mejor...Bueno, yo soy consciente de que con una casa de 6 personas, trabajando en los chollos que surgieran y con miles de cosas que hacer, la cocina de mi madre era de batalla...y recuerdo cosas incomibles...jajajaja. Pero en cuanto le ponía solo un pelín de interes, es la comida más exquisita que he probado nunca. De la cocina de mi madre me he traído verdaderos tesoros, la lubina en salsa, los asados, su exquisito cocido, la tarta de manzana y la de moka y su carne guisada. De esta última nos ocupamos hoy, una receta sencilla, nada laboriosa, tradicional y exquisita, que basa su éxito en que en vez de dorar previamente se estofa en su propio jugo. Eso si, imprescindible una buena materia prima, tanto en carne como en verduras...y entonces ya es peligroso poner cerca la barra de pan...


CARNE GUISADA ESTILO MAMÁ ROSARIO

3/4 kg. chamón (morcillo) cortado en tacos más bien grandecitos que merma bastante; 2 zanahorias; 1 cebolla grande; 1 pimiento entrevetado (rojo y verde vamos...); brandy o vino blanco; sal, pimentón, laurel y aceite de oliva.

Echamos la carne y las verduras troceadas, añadimos la sal, el pimentón y el laurel y un chorrín de aceite de oliva y revolvemos. Añadimos el líquido que tengamos, el brandy o el vino, cerramos la olla y dejamos cocer lo que nos indique para carne guisada. Yo pongo suficientes minutos para que quede muy melosa la carne, que se nos deshaga con el tenedor...