27 noviembre 2008




Los verdaderos aficionados a hacer pan, que son muchos, huyen de las maquinitas...Les encanta el proceso de meter las manos en la masa, percibir las texturas, ir a comprobar como la levadura actúa y aumenta la masa, desgasificar, bolear... A veces me he quedado realmente embobada viendo recetas "paso a paso" en foros especializados, donde seres con manos de hada convierten polvo, líquido e impulsor en una barra o una hogaza o un panecillo. A mi desde luego me resulta mágico y de lo más creativo. Pero yo no soy una verdadera aficionada a hacer pan, seacaso a comerlo y dependiendo. Me gusta con corteza blanda, poco hecho y mucha miga...tipo baguette. Como realmente teniendo pan y cualquier cosa por ahí, improvisas algo que meterte a la boca, la idea de la panificadora siempre me llamó la atención. Además esas máquinas evolucionaron en sus funciones y pasaron a cocinar de todo. Yo tengo la hermana pequeña de la breadman, la cheff-o-Matic. Creo recordar que no llegó a 100 euros cuando la compré hace ya unos añitos y realmente ha sido una buena inversíón. La máquina cuece lento, asi que hay que ser previsora, no es llegar, meter y en 10 mts. la comida hecha. Pero como tiene la ventaja de programar y mantener caliente, a nada que estés pendiente te soluciona mucho. Eso de estar haciendo labor, ir a la nevera, cojer de lo que tengo por ahí...meter en la cubeta y a los 60 mts. (que haciendo labor se te pasan volando...jajajaja) desmoldar una quiché sin base para cenar, está muuuuuuuy bien. Pero la Cheffo, como cariñosamente la llamamos en casa, también se ocupa de realizar la tarea para lo que originalmente fue concebida, el pan. Lo mismo la masa para que luego la transformemos en panecillos, barras o pizzas, que el pan entero, solo metiendo los ingredientes y dándole a un par de botones. A mi eso me gusta para que lo voy a negar, porque no siempre tienes ganas de meter las manos en la masa, o realmente necesitas las manos para hacer otras cosas...así que ahí va un pan que hago siempre que quiero pan rico para comer, a mi gusto, blanquito, con mucha miga y muuuuuuuy jugoso...



PAN RAPIDO DE SESAMO

750 de harina, 4 cuch. de aceite, 2 cdtas. de sal rasas, 4 cdtas. de azúcar, sésamo tostado (al gusto), 400 gr. aprox. de agua, pimienta negra molida (al gusto) 1 sobre de levadura de pan Maizena

Añadimos en la cubeta primero los líquidos con la sal, la pimienta y el sésamo. Luego la mitad de la harina, sobre de levadura y resto de harina. En el programa 50, 59 mts. pero lo amasamos 2 veces. Pulsamos 1 vez el cincuenta y cuando termine de amasar (unos 5 ó 6 mts.) volvemos a pulsar el 50, y luego ya lo dejamos cocer directamente. (Siempre los pongo en light porque me gustan las cortezas claritas) En este punto podemos espolvorearlo con un poco mas de sésamos por encima para que nos quede en la corteza.



Está buenísimo, jugoso como si fuera un bizcocho, pero con la corteza crujiente de un pan, la miga compacta, pero no seca.




07 noviembre 2008


Es la reina indiscutible de mi casa. En cuanto a postres se refiere, por supuesto... Aunque ya he comentado muchas veces que soy más de salado, vamos que de escojer me tiro antes a la tortilla de patata, también me gusta un buen dulce, un trocín de una tarta rica o bombones especiales o un pastelín. De toda la repostería que se puede hacer y de entre la que he hecho (no he probado nunca a hacer pasta choux por ejemplo....), con diferencia los bizcochos y las tartas de queso es lo que más ha salido de mis manos. Lo primero porque es muy socorrido para desayunos y meriendas y lo segundo por que los dos somos autenticos fanáticos de la tarta de queso. He probado muchas variantes, de hecho tengo un libro entero de tartas de queso y paulovas, aunque tengo mis favoritas. La tarta de queso Antonia que ya está en un post, densa tipo quesada nos entusiasma desde que me la dió esa querida amiga de recién casada y ha sido un gran comodín. Luego descubrí en la web de Diana, una repostera americana impresionante, la Tarta de queso estilo Dely New York y me enamoré del postre...(también está en el post de un aniversario de mis padres). Esta ha sido mi última adquisición, se llama Gemma, jajajajaja...Así viene en la web, con nombre propio. Es de una página de recetas de restaurantes asturianos (la aficción a las tartas de queso por estos lares es pantagruélica...) y llevaba tiempo con ganas de probarla. Me decidí esta semana pasada...hemos comido, desayunado y merendado tarta de queso hasta que se nos ha salido por las orejas. Está buenísima!
TARTA DE QUESO ASTURIANA
1 Kg. de buen requesón (a falta de ello queso crema); 800 gr. de leche condensada; 6 huevos; Uvas pasas; ron.
Yo remojé las pasas en un poco de ron, porque tenían tiempo y estaban muy secas, las cubrí con un poco de ron y las metí a calentar en el microondas. Luego las saqué y las dejé enfriar dentro del ron.
Batimos todos los ingredientes, excepto las pasas, con una buena batidora (yo con la thermomix). Volcamos en un molde, añadimos las pasas escurridas y horneamos a unos 160 º durante 40-45 mts. Dejamos enfriar dentro de horno para que no se nos cuartée con la diferencia de temperatura.
Reposada de un día para otro en la nevera está mucho mejor.