19 marzo 2009

No me gusta tirar nada. Tengo un montón de tupers de todas formas y tamaños para poder aprovechar restos de todo tipo... Si compro un pollo entero, separo pechugas para un día, el resto lo guiso y con la carcasa y desperdicios y algo de verdura hago un buen caldo para sopa. La carne adherida a la carcasa bien picadita junto con algo de jamón picado, fideo cabellín y huevo cocido me sirve para hacer la sopa con el caldo. Guardo las salsas de los guisos y las congelo, generalmente siempre sobran y tienen toda la sustancia de verduras y el ingrediente principal. Si algún día voy con prisa, trozos de algo a la sartén para dorar un poco, la salsa descongelada y comida lista...
En el caso que nos ocupa había hecho pisto. Tenía bastante calabacín, por un lado una crema con zanahoria y puerro, y con el resto de calabacín más ajo, cebolla, pimiento verde y rojo y tomate triturado un buen pisto casero. Me salió bastante cantidad así que le añadí atún en aceite, bien escurrido y desmigado y una parte para rellenar una empanada y otra simplemente encima de una base de pizza casera....
Nos encantó! La mezcla del pisto y el atún es riquísima y en el horno se mantiene jugosa, es una manera estupenda de comer la verdurita picada (se puede hacer también sin atún) con el delicioso atractivo de la llamada "comida rápida".
.
PIZZA DE PISTO Y ATÚN
.
Masa: 100 gr. de leche; 100 gr. de agua; 50 gr. de aceite; 10 gr. de sal; 20 gr. de levadura prensada o 1 sobre de levadura seca de panadería; 400 gr. de harina.
.
Pisto: 1 calabacín grande, 2 cebollas medianas, 2 ó 3 dientes de ajo, 1 pimiento verde y otro rojo, 1 bote grande de tomate triturado extra. 3 latas de atún en aceite medianas. Sal y pimienta.
.
Yo lo preparé todo con la thermomix. Tanto la receta de la masa como la del pisto están en el libro básico de recetas. Así que lo explico por la manera tradicional.
.
Masa: Templamos la leche, el agua y el aceite en un bol en el microondas 1 min. a máxima potencia. Añadimos la levadura desmenuzada o la seca y revolvemos hasta deshacer bien y que haga espuma. Dejamos reposar unos minutos. Lo volcamos en una fuente o ensaladera, añadimos la harina y por encima la sal y amasamos hasta formar una bola lisa y que no se pegue pero procurando no usar mucha harina más para que no nos quede dura. Si tenemos tiempo dejamos reposar un poco, sino estiramos directamente encima de la placa del horno aceitada o con una lámina de silicona.
.
Pisto: Cortamos toda la verdura a trocines pequeños. Añadimos un fondo de aceite en una sartén honda con fondo grueso o en una buena cazuela, echamos lo primero los ajos muy picados, un par de vueltas y antes de que cojan color la cebolla, salpimentamos para que sude y dejamos pochar unos minutos, vamos dando vueltas de vez en cuando y mientras no revolvamos dejamos tapado. Cuando la cebolla esté bastante pasada, añadimos los pimientos y dejamos pochar otro tanto, dando vuletas de vez en cuando. Por último los calabacines, dejamos pochar un par de minutos y añadimos el tomate triturado, si es muy ácido un pelín de azúcar para contrarestar. Damos más vueltas hasta que se integre todo bien y dejamos cocer tapado de 20 mts. a media hora, a fuego medio bajo, para que se sofrían las verduras. Dejamos reposar, añadimos el atún escurrido y una vez toda la mezcla fría, rellenamos con eso la empanda o cubrimos la pizza como en este caso. (La verdad es que con la thermomix es sencillo y rápido).
Horneamos la pizza a 180º unos 20 ó 25 mts. (yo uso turbo). Reposar un poco para no quemarnos y a disfrutar!

04 marzo 2009





Hoy no me da tiempo a explicar las circunstancias que rodearon la creación de esta delicia... Sólo que fué para una reunión pequeña de despedida de algo muy querido. A mi me chifló porque la combinación masa semidulce con chocolate y avellanas me parece gloriosa. La receta original no llevaba la avellana troceada pero me encanta encontrarme los trocines de frutos secos entre la crema chocolatada. Si os animáis como he hecho alguna vez a añadir trocines de una buena naranja confitada, podéis alcanzar el cielo.
Hay que tener cuidado al estirar la masa y procurar hacerlo parejo, yo no lo hice y el relleno al hervir acabo haciendo su propio río de lava por un lateral del rosco. No problem! procuré cortar para los demás los trozos decentes...total en la boca está todo igual de bueno, aunque la presentación cuenta también...
Pues esta maravillosa receta ya está anotada en mi recetario personal dispuesta a agasajar el resto de mi vida culinaria, y podéis ver el bollo original en el maravilloso blog: La Zuccheriera (la forma de su bollo roza la perfección)

Rosco de Nocilla (de Staximo)

Para la masa: 500 gr de harina 100 gr de azúcar 100 gr de mantequilla en pomada 2 huevos 25 gr de levadura fresca una pizca de sal leche templada para amasar (unos 200/250 ml, según el tipo de harina)

Para el relleno:Nutella al gusto (avellanas troceadas no muy pequeñas y naranja confitada)

Para decorar:1 yema de huevo azúcar (yo solo yema de huevo y avellanas enteras)

Desleír la levadura en un poco de leche templada.
Mezclar bien la harina con la sal, el azúcar y la mantequilla e ir incorporando poco a poco los ingredientes húmedo. Amasar hasta obtener una bola lisa. Guardarla en un cuenco, tapada con papel de celofán en un lugar cálido. Dejarla leudar 2 horas.
Estirar la masa en forma de rectángulo, muy fina (menos de 1/2 cm de grosor), cubrir con Nuella al gusto, sin llegar hasta el límite de los bordes. Enrollar, formar un círculo juntando bien los extremos, poner el bollo en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y dejar leudar otra vez en un lugar caliente otras 2 horas.
Pincelar la superficie con una yema de huevo batida, espolvorear con azúcar y cocer a 180º unos 40 minutos, hasta que esté bien dorada.

Os pongo la receta tal cual la tradujo Cannella y en amarillo mis "añadidos" y aclarar que yo la masa la hice echando los ingredientes en la cheff, oséa que la hizo ella solita, yo solo controlé con algo más de harina que fuera maleable...