02 abril 2009


Habida cuenta de mi gran pasión gastronómica, no solo a nivel práctico sino también de lectura (esa pasión no se limita a los libros de cocina...ahora mismo estoy con "El eterno marido" de Dostoiesvki), mis hermanas en sus incursiones libreras me tienen encuenta...La tradición viene a resultas de mi gran aficción de pequeña a enfermar de anginas. Cada cierto tiempo recaía y eso implicaba bastantes días postrada en cama y siempre, siempre, implicaba un libro de regalo. Coleccioné libros de los Hollyster, Torres de Marlory, Los Cinco, de Alfagüara Juvenil, muchos de María Gripe, algunos cuentos de hadas....
Cuando en la adolescencia empecé a desarrollar mi gran aficción a la cocina, sólo me podía permitir alguna revista y desde luego a mis "alrededores" no les parecía bien gastarse los dineros y su tiempo en libros de cocina...tooooodos de lectura. En cuanto pude contar con mi propio dinero empecé a hacerme con algún ejemplar, al principio más sencillos y baratos y muchas, muchas revistas...De aquella época y viendo que la fiebre cocineril no se me pasaba, mi hermana Noe que también tiene manos de hada para la cocina y gran afición empezó a tener en cuenta esa temática para sus regalos en forma de libros....y de esa época es el libro que tengo en mis manos y del que procede, al menos en inspiración, la receta que nos ocupa....
Como en casa la pasión por el vecino país se asemeja a la pasión lectora, en cuanto Noemí vió el libro no se lo pensó. Es pequeñito y encantador, sin fotos, con unos dibujos en portada sencillos y hogareños: "Buen apetito! 300 sabrosas recetas fáciles de cocinar. Cocina Francesa". Tengo anotada la fecha del regalo 12 de Junio del 95 y su procedencia...
Este año que hemos adelantado los regalos de aniversario por motivos técnicos, han caído unos 15 libros, la mayoría de bolsillo y en gran medida clásicos, pero 4 de ellos como no podía ser menos y respetando la tradición son de cocina. Tres son de la famosa serie "Culinaria" de Konemann, que comenzó precisamente un aniversario con el tomo de "Italia" y al que ya acompañan "Rusia", "España", "Francia", "Sudeste Asiático", "Hungría", "Caribe", "EEUU", "Europa a la carta" y "Grecia". Una maravillosa colección de viajes gastronómicos, fotos impresionantes, texto interesante y recetas de las mejores especialidades.
Ahora mismo tengo en mis manos un libro enorme, recetario pero con curiosidades, todo entero de mi tierra, "El Gran libro de la Cocina Asturiana" en busca de una receta sencilla y sabrosa para cocinar esa trucha asalmonada que cortada en rodajas gruesas espera en la nevera a convertirse en nuestra cena...
Una vez más los libros, grandes y pequeños, con o sin fotos, de temática culinaria o de mil temáticas distintas siguen siendo de los regalos más placenteros para mi alma..
.
.
Repollo francés asado
.
1 Kg. de repollo francés, 50 gr. de mantequilla, 50 r. de tocino, especias en grano, algo de caldo y queso rallado.
.
Se derriten la mantequilla y el tocino, cortado en trocitos, en una cacerola, poniéndoles encima el repollo cortado en tiritas. Se rehoga bien. Después, se añade un poco de caldo, especias y sal. Bien tapado, se termina de guisar. Después se coloca en uan fuente de barro, se vierte un poco de mantequilla derretida y queso rallado por encima y se mete en el horno hasta que quede dorado por arriba.
.
Yo corto el repollo a veces en tiritas y otras veces en la thermomix. Alguna vez he usado mantequilla y queda exquisito pero suelo usar aceite. Cuando no tengo tocino entrevetado que lo uso para las legumbres, lo sustituyo por bacon ahumado y añado tiritas algusto. De especias uso pimienta molida gruesa, una pizca de comino y una pizca de estragón que tiene un gusto anisado que me encanta con este plato. Si no tengo caldo uso vino blanco y algunas veces he usado incluso sidra que siempre tengo para cocinar. Yo lo hago en la sartén de la feria, lo dejo guisar poco para que quede un pelín al dente y aunque esa sartén quitándole el mango puede ir al horno, simplemente espolvoréo con mezcla de 4 quesos, o emmental rallado, tapo y dejo que se funda.
Se sirve muy caliente con baguette...hummmm....delicioso!