19 junio 2009



Postres de la niñez, a eso las asocian la mayoría de la gente. El caso es que a mi no me saben a niñez, porque mi madre era de poco postre, pero cuando se ponía, era a lo grande. Así que nada de natillas. Si hacía, eran tartas. La de moka, la de manzanas, algún postre seco de su tierra (sequillos, galletas de nata), pero nunca natillas. No creo habérlas comido nunca echas por ella. Claro que de poder escojer, me quedo antes con cualquiera de aquellas delicias que salían de sus manos. Y que conste que me gustan mucho, tanto las natillas, como los flanes, crema catalana, pastelera... Así que a mi las natillas no me saben a niñez, me saben a "adultez" y a thermomix. Porque la maquinita entró en mi vida de recién casada, se hizo la reina y señora de mi cocina, y aunque uso todo el resto de mis juguetes, que son muchos y todos me encantan, de ella es de la única que no prescindiría. Y llegar hoy tarde y cansada, echar los ingredientes, ir a cambiarme y al volver tener unas natillas caseras enfriando en la nevera no tiene precio...Bueno sí, lo que cuesta la thermomix..jajajaja.

Natillas

3 huevos; 500 gr. de leche; 150 gr. de azúcar; La piel entera de un limón; Canela en polvo.

Metemos los ingredientes (menos el limón y la canela) en el vaso de la thermomix y batimos unos segundos a vel. 4. Ponemos la mariposa con la piel del limón enroscada en ella y cocemos 8 ó 9 mts. a 100º, vel. 2
Vertemos en los cuencos donde vayamos a servir y dejamos enfriar. Servimos bien fresquitas espolvoreadas de canela.

06 junio 2009




Este año escogió ella, como debe ser en realidad. Yo objeté que de queso ya la había hecho el año pasado, pero es que a mi suegra, al igual que a mí, le chiflan las tartas de queso. Había planeado dejar un rato del sábado para hacerla y que el domingo estuviera reposadita y fría pero mi amiga Mariali se cruzó en mi camino. Tenerla lejos y echarla de menos son causa y efecto, así que mi sentido de la responsabilidad se esfumó y me fui toda contenta a pasar ese rato con mis amigas del alma. Teniendo en cuenta además que a la noche siguiente me ingresaron, se entiende el porqué renegué tanto cuando a la 1 de la madrugada llegué a casa cansada, con malestar y pensando en que había que hacer la tarta...Se que es batir y hornear, pero ni eso me apetecía. Pero el aniversario de padres y suegros es sagrado en mi corazón. Miré por la nevera, y localicé ingredientes, eché según apetencia y buen parecer. Decidí cambiar la cobertura por alguna más original y más en esta época que no estamos con el "aire l'es castañes". Al día siguiente serví la tarta más contenta que un ocho en la mesa de aniversario. La sonrisa de mi suegra y sus expresiones de alborozo al probarla compensaron todos los reniegues previos....

TARTA DE QUESO "L'AIRE LES CASTAÑES"

3 tarrinas de queso crema; 500 gr. de leche condensada, 4 huevos, 1 cdta. colmada de maizena, 1 bote de crema de castañas "Hero" (si es temporada se puede hacer en casa).
Batimos todos los ingredientes, menos la crema de castañas, a velocidad media del batidor que usemos y lo justo para amalgamar ingredientes. Vertemos en un molde que podemos cubrir previamente con una base de galletas y mantequilla, o de sobaos. Horneamos unos 45 mts. a 170º y dejamos enfriar en el mismo horno sin abrir la puerta. Dejamos reposar en la nevera mejor toda la noche. Cubrimos con la crema de castañas y a disfrutar.