30 agosto 2006


Todo de casa, bueno, para ser exactos, la lonchita de queso que iba en la tortilla francesa no, pero todo lo demás, tomate, cebolleta, huevos, son de "La Casina", la casa que tienen mis padres cerca de Astorga y en la que he pasado estas últimas dos semanas. De estas vacaciones no sólo me traigo un descanso total y un maravilloso embarazo muy deseado, también me traigo tomates, cebollas, zanahorias, puerros, pimientos de freír, huevos, calabacines, pimentón agridulce.....Este año no he venido cargada de avellanas del árbol, decidíamos comerlas tal cual...cuando nos daba el antojo mi hermana pequeña y yo nos ibamos debajo del arbol, rodeadas de tomates y pimientos y patatas, e ibamos cojiendo los caperuzos de tres e incluso cuatro avellanas. Así todavía verdes son una delicia. También tenemos un pino, que generosamente suelta piñas y piñones (el primer año me cayó una en la cabeza, menudo susto y menudo golpe....). Y para más deleite este año he quitado con mi madre las peras de un arbol miniatura, porque era tan pequeño que las cojimos sin problema desde nuestra altura (y las dos somos bajitas), pero ya dió una buena cestada de peras....Estoy pensando que tanta abundancia merece un post aparte, porque además hay flores, las maravillosas flores que cultiva mi madre...Decididamente voy a poner un post aparte con las bondades de la huerta. Mientras tanto, una cena ligera y completa como la he puesto arriba. La ensaladita con tomate y cebolleta de la huerta, medio diente de ajo picado y la vinagreta. Todo crudo para aprovechar las vitaminas que ahora las necesito para dos. Y después una tortilla francesa con la media cebolleta que sobro pochada en un poco de aceite, sal y tapando la sartén para que retenga la humedad. Luego batí los hermosos huevos caseros que habían puesto las gallinas justo el día antes de venir, con una pizca de sal, le eché una lonchita de queso y todo por encima de la cebolleta pochada. Es tan sencillo que aburre, pero con semejante materia prima os puedo asegurar que el sabor de las dos cosas, ensalada y tortilla era glorioso.

28 agosto 2006


Tiempo de moras...he vuelto de las vacaciones en pleno tiempo de moras. Alrededor de la casina crecen zarzas que las ofrecen en abundancia. Pero, por suerte, ayer al volver y perderme por una de las preciosas caleyas que surcan los montes asturianos, volví a ver unas hermosas de color y tamaño. Las de la foto están hechas en Orense, en el "Cañón del Sil" y la "Ribeira Sacra". Desembocamos en un pueblo con una vista magnífica sobre el río y allí mismo en el recodo estaban las zarzas. Cogí unas cuantas en una bolsa, y casi me muero del susto cuando siguiendo con la vista para buscar el origen de un resoplido me encuentro con el "vigilante de las moras". Os juro que me miraba fijamente y resoplaba...mientras recogía las moras pensaba que como me cayese encima me aplastaba...Gracias a dios se contentó con resoplar y pude recolectar unos buenos puñados. Todavía en este último número de la revista de la Thermomix se habla de las bondades de la mora...multitud de vitaminas y minerales. Podemos hacer batidos, tartas, helados...o simplemente picarlas tal cual o añadidas a un yogur...
Esta tarde pongo la receta de un heladito de moras, que junto con el de limón y el de tarta de queso es uno de los prefes de maridín...
HELADO DE MORAS EN SU COMPOTA
7 yemas de huevo; 500 ml. de leche, 250 gr. de nata o crema de leche; 200 gr. de azúcar; 300 gr. de moras; 2 cucharadas de azúcar glass; 1 vaina de vainilla.
Compota de moras: 350 gr. de moras; 10 gr. de harina de maíz; 90 gr. de azúcar; la piel de 1 limón.
Corta la vaina de vainilla a lo largo, extrae la pulpa e incorpórala a la leche y la crema de leche, con la vaina. Llévalo a ebullición. Pon las yemas de huevo en un bol con el azúcar y bátelo hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. Incorpora la leche hirviendo a la mezcla de yemas y devuélvelo al cazo. Saca la vaina de vainilla y cuécelo a fuego lento, removiendo hasta que espese. Pasa la crema de vainilla por un colador y enfríala colocando el bol en otro recipiento con cubitos de hielo, remueve de vez en cuando. Cuando esté fría dejar reposar un tiempo en la nevera.
Coloca las moras en un cazo. Machaca dos cucharadas de ellas con una de agua y mézclalas con la harina de maíz. Añade el azúcar y la corteza de limón a las moras. Llévalo a ebullición, remueve y déjalo hervir, removiendo, hasta que espese. Pásalo a un bol y déjalo enfiar. Guárdalo en nevera hasta hacer el helado.
Echa la crema de vainilla fría en la heladora y y congélala. A mitad del proceso unos 20 ó 25 mts. añade la compota por la abertura para que tenga un efecto marmolado. El resto de la compota servirá para acompañar el helado una vez lo vayas a servir.

09 agosto 2006


Esta deliciosa mousse de limón (o más bien crema ligera, ya que no lleva incorporada las claras montadas que le darían ese aspecto de burbujas que levitan...), es el postre que uso siempre que considero que la comida o la cena han sido copiosos y contundentes..., lo que suele ser a menudo cuando invito a gente a mi casa. De cada comensal depende la cantidad que comerá, pero a mi siempre me obsesiona hacer bastante comida. Es una tara de mi casa..., a mi madre le pasaba lo mismo o peor...por seacaso, por seacaso, significa que luego comíamos varios días de las sobras. Pero ante todo que nadie pudiera marchar con hambre o más bien con deseo de comer. El problema está en que además, quieres probar de todo. Después del esfuerzo que supuso preparar un entrante o entrantes, el primer plato, el segundo plato y el postre, quien se resiste a por lo menos saborear un poco de cada?...Así que cuando presentas esta deliciosa mousse, en sus copas, adornadita, o en cuenquitos que hagan juego con el resto de la vajilla...los invitados suspiran...pero de alivio...Pobrecitos míos, imaginaban quizá un trozo enorme de un denso y pesado brownie con una bola de helado y salsa de chocolate? Aquí dejo la receta, es sencilla, rápida y exquisita. Está hecha con la thermomix, pero es fácilmente adaptable a un metodo manual...
MOUSSE DE LIMON (Elbereth)
ZUMO DE LIMON
LECHE CONDENSADA
NATA LIQUIDA PARA MONTAR
Monto unos 800 gr. de nata líquida (4 briks de 200) (uso la del Lidl o dìa)... en la thermomix, no le pongo la mariposa, la nata la uso despues de haberla enfriado en la nevera o si estas apurada en el congelador (pero no congelada eh?). Bato bien en la thermomix al 7-8 hasta que veo que ha aumentado bien de volumen y està espesa, saco y reservo. Sin lavar el vaso echo la leche condensada (del bote grande de 740 gr. como 2/3 o un poco más)...y lo bato bien con el zumo de 4 limones. Vete probando porque segun sean de grandes los limones te queda más o menos ácida la mezcla... Añado luego la nata montada y mezclo bien con la espàtula para que no se baje mucho la mezcla, en cuencos o copas grandes y a la nevera a reposar para servir bien frìa....cuando las saco espolvoreo con granillo de chocolate, pero puedes adornar al gusto, a nosotros nos chifla...despuès de una comida abundante es superrefrescante... Si quieres que te quede mousse con burbujitas, bate 2 claras a punto de nieve y se las mezclas a la crema....

03 agosto 2006




Ha sido el bizcocho con la trayectoria más accidentada de los que he hecho en toda mi vida... Mientras maridín ha hecho el curso de bucéo salía con hambre canina, así que ni corta ni perezosa me puse a preparar este bizcocho el viernes que terminaba el curso. Había comprado un par de pastillas de buena mantequilla de Cangas de Onís de oferta en el super y quería darles salida. Pensé en un buen bizcocho de mantequilla y me puse manos a la obra. Era un viernes caluroso, pero pensé, enciendo el horno, abro la ventana, cierro la puerta y me voy a la otra punta... El caso es que maridín se llevó su bizcocho porcioneado y todo para que pudiera invitar a sus compañeros del curso...y que sucedió? Que con tanto oleaje maridín se mareó, debió ser un mareo de antología, porque algún amigo-compañero me confesó que había vomitado enganchado a una boya....ya me puedo imaginar, porque además se pone blanco-amarillo como la cera... El caso es que con semejantes circunstancias ni tenía hambre, ni se acordó del bizcocho, ni el pobre pudo invitar a los compañeros...bueno sí, a Lorand, el compañero-amigo, que se comió un buen trozo. Por la noche tuvimos que adornar un local de unos amigos que se casaban al día siguiente, allí saqué el bizcocho y tres amigas se comieron otros tres trozos. Envolví dos trozos para la hermana de una de ellas, para que desayunara al día siguiente y el resto para casa. Mi amiga se dejó su bolsa en el coche, con revistas, carpetas y mis dos trozos de bizcocho. Los dejé ahí para devolverle la bolsa íntegra, nos ibamos a ver en la boda. Durante el baile nos fuimos a la recepción a charlar y tomar algo sin el ruido y la algarabía propia del local de bodas. Mi amiga Marialy estaba con sus nenas pequeñas y la pequeña empezó a decir que tenía hambre...allá que me fuí a por los trozos de bizcocho...hay la que se armó...migas por todas partes, granillo de almendra...Nos dió un poco de apuro, pero por lo menos la peque se comió otro buen trozo de bizcocho. Ya bien tarde nos fuimos para casa...en el coche, Miranda, la hija mayor de mi amiga (tiene 5 años) decidió que ahora tenía hambre ella...(mira que en el lunch de la boda había de todo, pero ya sabéis como son los niños). Allá que veo que me quedan dos trozos de bizcocho que habían quedado en vueltos en albal de la noche anterior...le paso el paquete, se come un trozo, me va a devolver el que queda y en el trasiego de me lo das, te lo cojo, allá que se cae a las profundidades del coche, alaaaaaaaaa...bizcocho, migas, almendra picada... De todo el bizcocho al final sobrevivió un trocín que desayunó maridín al día siguiente...Ahí va la receta.
BIZCOCHO DE MANTEQUILLA Y COBERTURA DE ALMENDRA PICADA 200 gr. de mantequilla; 300 gr. de azúcar; 4 huevos; 225 gr. de harina; la ralladura de 1 limón; 1 sobre de levadura; 1 pizca de sal; almendra picada. Batimos mantequilla y azúcar hasta que quede una crema ligera, añadimos los huevos uno a uno, integrando bien en la masa. Rallamos el limón y mezclamos, por último levadura, harina y pizca de sal, esto solo incorporamos de arriba abajo. Al molde (si no es de silicona, enmantequillado y enharinado), espolvoreamos almendra picada en abundancia por encima y como una cucharada sopera de azúcar...Horneamos 30 mts. en horno precalentado a 180º.

01 agosto 2006





Buscando en el "baúl de los recuerdos" para poner los bombones de jamón y salmón, encontré la carpeta de "aniversario papas 2005 cocina". En casa de mis padres el aniversario es la fiesta oficial, el gran día, la celebración por antonomasia...se regalan entre ellos y los hijos les regalamos a ellos. Es su gran día. Celebramos que se casaron, que "aguantaron" todos esos años juntos y que gracias a eso, estamos nosotras cuatro aquí...Toda vez que no solemos celebrar fiestas de ningún otro tipo, ésta la vivimos con una ilusión y ritualismo fascinante. Yo me voy desde bien tempranito a casa de mi madre, ponemos la cinta de Manolo Escobar, siempre es la misma, es la del aniversario, oímos de fondo el soniquete de la lotería (se casaron un 22 de Diciembre)... empiezan a llegar hermanas, unas se ocupan de terminar de envolver regalos, otras de que todas firmemos la tarjeta, una trae un entrante, la otra un postre, los maridines hacen recados de última hora, o sacan fotos del trajín, o se ríen de ver el afan hormigueril que precede a la "gran comida" o la "gran cena".... Se hacen platos de última hora, se colocan bandejas, se prepara la mesa, se come o se cena, y a los postres se dan los regalos, y vemos con una alegría inmensa como mis padres van abriendo los regalos con ilusión infantil. Se invierten papeles y nosotros parecemos los papas y ellos los pequeños locos entre papeles rasgados, cajas abiertas y regalos desparramados...
En cuestión de comida, a veces variamos, aunque ha habido grandes clásicos a través de los años. Uno de esos grandes clásicos es el "Cocktail de marisco en medias piñas" de mi hermana Noemí, que tiene unas maravillosas manos de hada tanto para cocina como para labores...(además de un físico delicado, rubio y de ojos azules que pega mucho con el concepto que tenemos de físico de hada...)
La receta la puse hace unos cuantos años en internet, en una página de una chica, ahora la he visto enviada a distintos sitios por nombres de desconocidas, pero yo la reconozco, la "huelo", es la receta de mi hermana, única y especial...como ella. Era uno de los "primeros platos" preferidos, pero dejamos de hacerlo porque el empacho que cogíamos era de antología, y la cordura se sobrepuso a la ansiedad...de todas maneras es un plato que merece un post, así que ya la convenceré para que lo haga y pondré foto y receta.
Otro de los grandes clásicos, y ese si que no lo hemos eliminado, es el entrante de "tablas", hay cosas que varían, este año Noemí trajo las famosas "Tostas de Yol" (exquisited donde las haya) y Teresa los bombones de salmón y jamón (ambas recetas del foro)...pero lo que siempre hay, lo que compramos la semana antes, unas cosas en un sitio, otras en otro, las 3, las 4 o incluso a veces vamos las 5, son las tablas de embutidos, quesos y patés...Eso es sagrado...Noemí y Teresa son "ratones", los quesos las vuelven locas, Nieves y yo los comemos con agrado, algunos más que otros. Los chicos disfrutan de todo, queso, embutidos..., patés, lo que se tercie...
Este año, hice para acompañar todas esas exquisiteces unos panecillos de nueces y otros de higos. Llevo la masa echa esa misma mañana a primera hora, en casa de mi madre boleo, dejo levar un poco y horneo, así que van a la mesa recién hecho...los de nueces para el queso, los de higos para el paté...
Unos los hice con la cheff-o-matic y otros con la thermomix...ambos igual de fragantes, exquisitos y tiernos...
Por cierto, este año he comprado para mí una tabla de madera con una base rotatoria en Ikea, perfecta para estas lides (tablas de todo lo que te apetezca). Tengo que ir a por dos más para este aniversario que viene...
PANECILLOS DE HIGOS
275 ml. de leche; 30 gr. de mantequilla; 1/2 cdta. de sal, 1 cuchda. supera de azúcar; 500 gr. de harina de panadería; 1 bolsa de levadura seca de panadería; 100 gr. de higos secos.
Si los higos están muy secos, los rehidratamos en un poco de agua o brandy. Los troceamos en pedacitos. Entibiamos la leche, añadimos el azúcar y la levadura y una cucharada de la harina. Dejamos que espume. Añadimos la mantequilla reblandecida, la harina y la sal. Amasamos bien hasta formar una bola blanda pero manejable. Incorporamos los higos troceados, amasando para repartir bien. Dejamos levar hasta que doble. Desgasificamos volviendo a amasar. Tomamos porciones, las ponemos encima de tapete de silicona y dejamos levar de nuevo. Pintamos con un poco de huevo batido y horneamos a 200º hasta que estén hechos.
Para acompañar patés.
PANECILLOS DE NUECES
1 taza de agua 1 1/2 cucharadas de café de azucar 1 1/2 cucharadas de café de sal 1/2 taza de aceite de oliva 3 tazas de harina (400 g) + 2 cucharadas extra 2 cucharadas de café de levadura De nueces pongo como una taza de las de té hasta arriba (las medianitas)
Amasar en la máquina de pan o proceder como los panecillos de arriba.
Para acompañar tablas de quesos.