03 agosto 2006




Ha sido el bizcocho con la trayectoria más accidentada de los que he hecho en toda mi vida... Mientras maridín ha hecho el curso de bucéo salía con hambre canina, así que ni corta ni perezosa me puse a preparar este bizcocho el viernes que terminaba el curso. Había comprado un par de pastillas de buena mantequilla de Cangas de Onís de oferta en el super y quería darles salida. Pensé en un buen bizcocho de mantequilla y me puse manos a la obra. Era un viernes caluroso, pero pensé, enciendo el horno, abro la ventana, cierro la puerta y me voy a la otra punta... El caso es que maridín se llevó su bizcocho porcioneado y todo para que pudiera invitar a sus compañeros del curso...y que sucedió? Que con tanto oleaje maridín se mareó, debió ser un mareo de antología, porque algún amigo-compañero me confesó que había vomitado enganchado a una boya....ya me puedo imaginar, porque además se pone blanco-amarillo como la cera... El caso es que con semejantes circunstancias ni tenía hambre, ni se acordó del bizcocho, ni el pobre pudo invitar a los compañeros...bueno sí, a Lorand, el compañero-amigo, que se comió un buen trozo. Por la noche tuvimos que adornar un local de unos amigos que se casaban al día siguiente, allí saqué el bizcocho y tres amigas se comieron otros tres trozos. Envolví dos trozos para la hermana de una de ellas, para que desayunara al día siguiente y el resto para casa. Mi amiga se dejó su bolsa en el coche, con revistas, carpetas y mis dos trozos de bizcocho. Los dejé ahí para devolverle la bolsa íntegra, nos ibamos a ver en la boda. Durante el baile nos fuimos a la recepción a charlar y tomar algo sin el ruido y la algarabía propia del local de bodas. Mi amiga Marialy estaba con sus nenas pequeñas y la pequeña empezó a decir que tenía hambre...allá que me fuí a por los trozos de bizcocho...hay la que se armó...migas por todas partes, granillo de almendra...Nos dió un poco de apuro, pero por lo menos la peque se comió otro buen trozo de bizcocho. Ya bien tarde nos fuimos para casa...en el coche, Miranda, la hija mayor de mi amiga (tiene 5 años) decidió que ahora tenía hambre ella...(mira que en el lunch de la boda había de todo, pero ya sabéis como son los niños). Allá que veo que me quedan dos trozos de bizcocho que habían quedado en vueltos en albal de la noche anterior...le paso el paquete, se come un trozo, me va a devolver el que queda y en el trasiego de me lo das, te lo cojo, allá que se cae a las profundidades del coche, alaaaaaaaaa...bizcocho, migas, almendra picada... De todo el bizcocho al final sobrevivió un trocín que desayunó maridín al día siguiente...Ahí va la receta.
BIZCOCHO DE MANTEQUILLA Y COBERTURA DE ALMENDRA PICADA 200 gr. de mantequilla; 300 gr. de azúcar; 4 huevos; 225 gr. de harina; la ralladura de 1 limón; 1 sobre de levadura; 1 pizca de sal; almendra picada. Batimos mantequilla y azúcar hasta que quede una crema ligera, añadimos los huevos uno a uno, integrando bien en la masa. Rallamos el limón y mezclamos, por último levadura, harina y pizca de sal, esto solo incorporamos de arriba abajo. Al molde (si no es de silicona, enmantequillado y enharinado), espolvoreamos almendra picada en abundancia por encima y como una cucharada sopera de azúcar...Horneamos 30 mts. en horno precalentado a 180º.

12 comentarios:

Marisa dijo...

!Ay preciosa, qué bizcocho más viajero!
Tiene buena pinta, pendiente para cuando me atreva a hornear.
Me está matando la caló.

Marisa dijo...

¿Pondrás las recetas de los panecillos de aniversario?
Se ven deliciosos

Miada dijo...

Accidentado y bien aprovechado al final ese bizcocho. La mami de mi susodicho le prepara un bizcocho cada semana, toda la vida lo hizo así aún fuera de su casa, quince años ya, sigue con la misma costumbre, y cualquiera se atreve a decirla que no lo haga... Impresionante cuando, ya muy de vez en cuando, puede añadirle natas frescas al bizcocho...

Un beso.

Elbereth dijo...

Miada, uno de los recuerdos de mi niñez, es el vaso en la nevera, llenandose de las natas que recuperaba mi madre de hervir la leche para el desayuno. Y que bizcochos salían con esa nata. Ahora ya no es igual, pero tengo una receta de bizcocho de nata, que es uno de los mejores que he probado nunca. Lo haré y lo pondré en otra entrada.
Cuando sea madre haré muchos bizcochos para mis hijos, pero cuando ya tengan quien se lo haga, pasaré el relevo...eso es sano, y siempre tendré a maridín para deleitarle...

Elbereth dijo...

Marisilla, ya están puestos los panecillos, si tienes alguna duda sabes donde encontrarme...

topita_voladora dijo...

jajajjaaj un bizcocho aventurero!!!!
Tienetoda la pinta de ser uns delicia!

besos!

Danni dijo...

mmhhh que buena pinta tiene este bizcocho. Para darles un bocado aqui mismo.
Que divertido los historia del bizcocho..! Pobre marido tuyo de encontrarse tan mal.! Bueno la proxima bajada sera mucho mejor.
Una abrazada

marujims dijo...

accidentado o no ese bizcocho se ve hummm y como de la vista nace el amor, me lo voy a preparar, me late que debe saber muy bueno con una bola de helado yumii

Lunaria dijo...

A mí el bizcocho es uno de los dulces que más me gustan. Yo los suelo hacer, o bien solos o con alguna fruta o frutos secos.
El otro día hice uno inventado de piña y coco para aprovechar los ingredientes que tenía en casa y quedó rico de verdad. Ya lo he vuelto a repetir. Voy a poner la receta en el blog para quien lo quiera hacer.

gonzalo dijo...

mmmmmmmmmmmmmm, expande el hambre que habita en mi cuerpo.

Sally dijo...

Debes poner un disclaimer en tu blog: NO VEA MI BLOG SI USTED TIENE HAMBRE O ANTOJOS. Me quiero comer tu blog =D~ jajajaja

maricruz dijo...

Elbe lo hice el finde, no veas qué exitazo ha tenido tu bizcocho, desapareció en tiempo récord :)