10 mayo 2007





Nunca me he atrevido con el hojaldre. Entendámonos, no a usarlo, sino a fabricarlo, a intentar hacerlo con estas manitas. Tengo algo en mi contra y es mi temperatura corporal, tengo muy buena circulación y un exceso de calorías propiciado por tanta cosa buena...jajaja. Eso genera calor y es tremendo a la hora de tener que manejar cosas como chocolate o realizar masas que requieren frío como el hojaldre. Hace dos años pretendí hacer un postre espectacular, "Lagrimas de chocolate rellenas de crema de limón"...tenía el dvd de Fernando Canales y se veía todo tan sencillo....sólo a mi se me ocurrió intentarlo en Agosto. Y es que Asturias ya no es lo que era, presumíamos de un clima templado, pero el cambio climático alcanza todos los lugares, y este no iba a ser menos. No recuerdo la temperatura, pero a mi casa le da el sol todo el día, por los dos lados...a eso añadimos mi temperatura corporal....acabé embadurnada de chocolate por todas partes, lo cual puede ser muy sensual para la pareja, pero es un desastre cocinerilmente hablando...Las "lágrimas" acabaron siendo semilágrimas....no podía ni tocarlas, se deshacían solo con mirarlas, tuve que llevar todo el invento a casa de mi hermana, que vive a 5 mts. en una bolsa frigorífica con barras congeladas...menudo espectáculo...En fin, que con esas experiencias, el hojaldre lo compro hecho, y lo uso, tanto para salado como para dulce. En la base para la tarta de almendras, en los canutillos de crema, en las casadielles de hojaldre, y en estas "Cajitas sorpresa" que fueron superdivertidas de hacer y nos encantaron a todos...
CAJITAS SORPRESA (Saladas)
1 lámina de hojaldre congelado, salmón ahumado, crema de queso a las finas hierbas
Estiramos el hojaldre. Dibujamos con la punta de un cuchillo unos rectángulos y los recortamos. En la mitad recortamos el interior del rectángulo y dejamos solo un borde de 1 cm. Separamos ese rectángulo más pequeño interior que serán las tapas de las cajas. Los bordes de 1 cm, los colocamos encima de los rectángulos grandes que hemos dejado enteros, mojando previamente con un pincel en un poco de agua las superficies que entran en contacto. Batimos un huevo y pincelamos las tapas y los bordes de las cajas, sin que se derrame dentro porque harían que se pegase y no subiese. En los rectángulos que hemos puesto el borde, pinchamos el interior de las "cajas" la parte del hojaldre que no es doble, que está sin borde, con un tenedor para que no suba. Horneamos a 200º unos 20 mts. o hasta que veamos que están infladas y doradas.
Cuando las saquemos del horno, las dejamos templar y aplastamos un poco hacia abajo el hojaldre de dentro de las cajitas para que nos quede hueco. Batimos el queso con finas hiervas para dejarlo cremoso y rellenamos las cajitas. Cortamos el salmón ahumado en tiras finas y ponemos un puñado de las tiras encima del queso-crema. Tapamos en perpendicular con la tapa de hojaldre y servimos frías.
Se pueden hacer tanto dulces como saladas y rellenar de cualquier cosa. Son sencillas, rápidas de hacer y muy lucidas. Que más se puede pedir?


3 comentarios:

Marta dijo...

Precioso y muy bueno, como todo lo que tu haces.

Millones de besos.

Marta

Mar-Argentina dijo...

Que bueno Elbeeeeeeeee!!!, se ve delicioso!!!, me alegra verte haciendo tus delicias con tus maravillosas manos de hada!!!, un besito

Yanice dijo...

Me paresen divinas y exquisitas, eres una artista...