10 noviembre 2007


La fuerza del color. Me maravilla el color de esta crema, un naranja claro pero intenso procedente de una hortaliza tan otoñal como la calabaza, nuestra sempiterna zanahoria y la vitamínica naranja. Claro...tanto color naranja en la materia prima no iba a producir una crema verde...es evidente. Lo maravilloso es que no solo es preciosa de color y textura (esto último se lo debemos a la thermomix), sino que está riquísima, tiene un sabor dulzón paliado un poco por la sazón de pimienta y sal y ayudado por el aroma del eneldo. En fin que yo no soy especialmente "cremera y sopera" pero tanto esta crema como la de calabacín me gustan mucho, porque son sabrosas pero suaves, son sanas, ligeras (y eso tengo que aprovecharlo porque no suele ser la comida que más me gusta) y además quedan guapas para las fotos...que más puedo pedir. Señor, señor, tal y como lo describo parece que las estoy preparando para inscribirlas en algún reality para supermodelos de cremas de verduras. En fin que como el otoño parece que ha entrado no solo en nuestro hemisferio, sino en nuestra casa y lo que es peor en nuestra salud...tendré que tirar mucho de recetas que me proporcionen vitaminas y minerales sino me parece que maridín y yo vamos a tener que acabar comunicándonos en lenguaje de señas...

CREMA DE CALABAZA

Un buen trozo de calabaza, sobre medio kilo; 1 puerro, 3 zanahorias, el zumo de 2 naranjas grandes, sal, pimienta. Aceite de oliva extra de primera presión en frío.

Partimos el puerro en rodajas. Troceamos la calabaza (sin cáscara ni pepitas). Raspamos las zanahorias y las partimos en rodajas gruesas. Echamos todo en la thermomix, si vemos que llena mucho el vaso, usamos la vel. 3 y 1/2 para partir un poco más los ingredientes y que bajen de volumen. Añadimos agua hasta la mitad del vaso o un poco más (si nos pasamos nos va a quedar muy líquida, vale más añadir si vemos que necesita, porque las verduras bajarán mucho de volumen al cocer). Sazonamos con sal y pimienta y dejamos cocer unos 25 mts. a vel. 1 y 100º de temperatura. Cuando termine de cocer, añadimos un chorro de aceite en crudo y batimos todo a vel. 3-7-9 progresivamente durante un minuto o hasta que veamos que está totalmente triturado y ha quedado con aspecto atercipelado. Dejamos que atempere un poco y añadimos el zumo de naranja, volvemos a batir para que se integre. Servimos rapidamente espolvoreando con eneldo. Le podéis poner unos curruscos de pan fritos como hizo mi madre toda la vida.







4 comentarios:

adelita dijo...

Definitivamente tengo que visitarte cuando ya he comido porque eres una verdadera tentación.
Muy interesante esta crema de auyama, si mañana la hago te avisaré como quedó.
Un beso desde Venezuela
Adela

MaryLou dijo...

Qué buena!! Elbereth, como me gusta mucho el cuchareo, yo suelo hacerla también y nos encanta.

Muchos besos

Patri70 dijo...

Soy Patricia, la de las albóndigas..jeje. Esta también la probé, como me gustan las mezclas raras le añadí un poco de canela y comino, así especiada sale muy buena...pruébala.

rosalisabel dijo...

Elberth, precisamente he comprado un trozo de calabaza de color naranja... así que seguro que la pruebo.
Besitos