13 mayo 2006





Las hadas no sólo utilizan sus manos para hacer labores. También deleitan con sus preparaciones culinarias. Me apasiona la cocina, y ejerzo esa pasión con a veces, más o menos acierto. Esta maravillosa tarta, queda preciosa de aspecto. Para mi gusto de sabor es mejorable, no me gusta la acided y menos en los postres (seacaso el sutil ácido del limón...), y frambuesas y grosellas tienen un punto de acided considerable...De todas maneras, la forma de montarse la tarta, los barquillos de chocolate que formaban fondo y paredes, el relleno cuajado y la nata montada, forman una combinación estupenda, que volveré a probar en versión más dulce y natural...Para deleite del sentido de la vista (de momento en Internet, no se puede saborear, oler o tocar...) dejo esta "Delicias de frutos del bosque"

No hay comentarios: