31 enero 2007


Aprovechando los restos.
No solemos ser de los de barra diaria de pan. No resulta imprescindible en nuestra mesa y menos cuando estamos a dieta. Y no porque no nos guste...yo a veces me quedaría con la barra de pan y la salsa del guiso, no necesitaría más...jajaja. Pero ahora solo lo puedo comer con cierto tipo de comida, así que cuando me apetece, ingredientes a la Cheffo y pan recién hecho. El caso es que fiel a mis principios de, cuando tengo que dar de comer toda comida es poca, hace poco compré nada menos que 4 barras grandes. Eramos 5 a comer, dos nos estábamos cuidando y no ibamos a comer pan al mediodía, pero yo pensaba: 3 hombrones, entre lo que comeran al mediodía, que se harán bocadillos por la tarde, y que quede para todos para la cena...Al final me vi con dos barras enteras, y como no es cuestión de tirar, y no todo va a ser pan rallado, decidí invertir en algo dulce, el "Pudding de Pan". Es muy sencillo y muy rico. Lo serví con una buena mermelada roja que le da un punto de sabor y color estupendo, porque aunque el postre lleva leche condensada, al mezclarse con el pan, le roba dulzor, que le aporta luego la rica mermelada de fresa. Probadlo cuando os sobre pan y no os apetezca manchar la cocina con unas torrijas.

Pudding de Pan
200 gr. de pan, 1 bote grande de leche condensada, la medida del bote de leche fresca, 3 huevos grandes o 4 pequeños, un poco de canela molida al gusto.
Troceamos el pan pellizcándolo con los dedos en trozos, lo echamos en un bol (yo en este caso en el vaso de la thermomix) y lo bañamos con las dos leches, dejamos reposar unos 15 minutos que se empape bien el pan. Añadimos los huevos y si somos muy "llambiones" 2 cucharadas de azúcar. Batimos bien hasta que quede una textura de puré fino, vertemos en un molde y horneamos unos 40 mts. a 180º. Comprobar la textura, porque la parte de arriba queda más aflanada. Si metéis un palito y sale húmedo, dejarlo 5 mts. más. Servir bien frío y reposado con la mermelada fluída por encima.

8 comentarios:

Miada dijo...

Me encantan los puding de pan, desde pequeñita me han conquistado. Me parece genial el resultado del postre con unos ingredientes tan humildes.

Un beso.

dolors dijo...

Cuando me sobra pan suelo hacer una torrijas que acompaño con miel y están deliciosas tanto en la merienda como a media mañana, pero la próxima vez que me sobre pan probaré tu receta, parece buenísima.
Saludos

cerise dijo...

Casi casi muerdo la pantalla...
¡¡Que pinta!!!!

Mar-Argentina dijo...

Elbeeeeeeeeee que ricor!!! me encantan los puddings, este sencillo y delicioso.
Prueba de reemplazar alguna vez la taza de leche por leche de coco, otra delicia!!!

Marta dijo...

Que cosa más rica, por dios!!! Como todo lo que haces

Pilar dijo...

Esta es una forma de aprovechar el pan que en casa utilizamos mucho. Prueba a poner un par de manzanas cortadas muy finitas como para tortilla. Gana sabor y aprovechas de paso las manzanas muy maduras. Un saludo

periquita dijo...

¡Que rico! a mi me encanta la torta de pan, como le decimos aqui. La proxima vez agregale unas uvas pasas, el acidito de estas con el dulce de la mermelada queda ¡¡exquisito!!
Como tu dices, no se puede desperdiciar nada.

Anónimo dijo...

hola!! estoy desesperada buscando un libro de recetas que creo que tienes tu??ay si pudieras ponerte en contacto conmigo te lo agradeceria mogogogogogogoglllon!!!(babbyforo@hotmail.com) por cierto, vaya fotos de postres, se me hace la boca agua, son hechos por ti de verdad???