21 enero 2007




Valeria, la preciosa niña de mi amiga Tayma, cumple este mes un añito. Parece mentira, todavía recuerdo con viveza como estuvimos viendo juntas el vídeo de National Geographic, "En el vientre materno". Que impresión, Tayma con aquella maravillosa barriga redonda, explicándonos como era ya su pequeñina dentro de ella, y ese magnífico documental que nos hizo comprender el milagroso viaje que va de la concepción al nacimiento. Que bien lo pasamos aquella tarde, mirando toda su canastilla, abriendo cajas, sacando cositas que más tarde Valeria usaría. Escuchando la enorme ilusión de unos papás que estaban viviendo con toda la emoción del mundo el acontecimiento que más iba a marcar sus vidas. La noche de reyes del año pasado nos volvimos a escapar para allí, cenábamos todos juntos, Valeria también estaba, bien resguardada dentro de su mamá, pero haciendo ya en el ambiente acto de presencia, tan sólo le faltaban 26 días para ver el mundo con sus propios ojitos. Para que la pobre Tayma no se diera el gran tute, Teresa hizo el primer plato, Tayma el segundo y yo llevé el postre. Escogí la Sacher, porque a todos nos gustan los postres de chocolate, era sencilla de hacer y de llevar. Decidí adornarla para Valeria, era una tarta para ella, aunque de momento sólo la pudiera catar a través de su mamá. Dos flores echas de gominolas encima de la cobertura de chocolate, las niñas que todavía habitan en nosotras se entusiasmaron al verla...
De la Tarta Sacher hay multitud de versiones, yo he probado la original, me la trajo mi hermana de su viaje de novios. No me gustó, me resultó seca y poco dulce para mí. Esta versión es de la Thermomix, no estaba mala, el almíbar que bañaba el bizcocho de chocolate la hacía jugosa, el sabor de la mermelada de melocotón casera era muy rico, y la cobertura de chocolate le daba ese punto especial. Para mi gusto le falta chocolate al bizcocho. He probado versiones mucho más interesantes después, pero pongo la que hice ese día.
TARTA SACHER (Vorwerk)
Ingredientes:
Para el bizcocho: - 50 g. de caco puro - 130 g. de harina. - 1 cucharadita de azúcar vainillado. - 2 cucharaditas de levadura Royal. - Un pellizco de sal - 160 g. de azúcar. - 120 g. de mantequilla. - 4 huevos.
Para el relleno: - Mermelada de naranja, fresa, frambuesa o albaricoque (Yo usé de melocotón casera)
Para el almíbar: - 100 gramos de azúcar. - 1 Vaso de vino de agua. - Ron
Para la cobertura: - 200 gramos de chocolate fondant. - 200 ml. de nata líquida. - 75 gramos de mantequilla.
Instrucciones:
Precalentar el horno a 180º Poner en el vaso bien seco, la harina, el cacao, la levadura, el azúcar vainillado y la sal. Pulverizar durante 20 segundos en velocidad máxima. Verter en un cuenco y reservar. Poner la mariposa en las cuchillas y agregar los huevos y el azúcar. Programar 5 minutos, 40º, velocidad 3, cuando termine el tiempo, repetir la operación pero sin temperatura. Mientras tanto, engrasar y enharinar un molde alto de 24 cm. de diámetro. Cuando termine el tiempo de la TH, añadir la mantequilla y la mezcla de harina y cacao que tenemos preparada y mezclar todo 4 segundos en velocidad 1. Terminar de mezclarlo todo con la espátula, quitándo la mariposa y con movimientos envolventes y suaves. Verter la mezcla en el molde que tenemos preparado e introducirlo en el horno previamente precalentado a 180º durante 25 minutos aproximadamente, pinchar en el centro para comprobar que está cocido, la aguja tiene que salir limpia. Desmoldar sobre una rejilla y dejarlo enfriar. Una vez frío, cortarlo por la mitad horizontalmente, y si se desea, hacerlo en tres partes. Bañarlo con el almíbar que se explica a continuación con la ayuda de una cuchara. Rellenar con la mermelada de albaricoque. Colocar la rejilla sobre un plato o una fuente. Cubrir con la cobertura de chocolate que de describe más adelante y dejar enfriar en el frigorífico durante unas horas. El plato se coloca debajo para que caiga el chocolate de la cobertura.
PREPARACIÓN DEL ALMÍBAR: Poner en el vaso el agua y el azúcar, programar 10 minutos, 100º, velocidad 1, una vez haya terminado, añadir el licor y mezclar. La mermelada del relleno es conveniente pasarla por la thermomix unos segundos en velocidad 5-7-9-progresivo para que quede muy fina.
PREPARACIÓN DE LA COBERTURA: Poner la nata en el vaso y programar 5 minutos 100º velocidad 1, cuando comience a hervir, sin parar la máquina pero sin temperatura, echar el chocolate en trocitos por el bocal para que se vaya derritiendo, una vez derretido, agregar la mantequilla y con cuidado vaya aumentando la velocidad para que quede todo bien mezclado, esta preparación la tiene que poner sobre el bizcocho cuando aún esté caliente, ya que es la forma de que quede toda la superficie lisa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Una tarta estupenda, y los adornos con gominolas una idea genial.
Tienes un gusto exquisito.

Marta dijo...

Que cosa mas chula. La proxima en caer, seguro.

Lunaria dijo...

Esta tarta es una de mis favoritas. Está riquísisma y siempre que la hago no dura ni un día.
mmm me encanta el chocolate!!

laollasuiza dijo...

estupenda! no tengo "los nervios" para hacer una tarta asi.