10 agosto 2008



Es tal mi devoción por todo lo que sea libros, revistas, fascículos, fichas o cualquier cosa que siquiera "huela" a recetas de cocina que tengo que confesar que he llegado ha comprar incluso estos cuadernillos de recetas que venden en los chinos. Entono el mea culpa! Sobre todo por el espacio que ocupa toda esta literatura gastronómica...Pero que delicia ojear los libros, las ilustraciones, leér las recetas, curiosidades. Ayer estuve echando un vistazo al libro de respotería monacal que compré hace un tiempo y del que ya probé las deliciosas bizcochadas que están puestas en una entrada anterior. Como disfruté leyendo la descripción del monasterio donde se hacen los dulces, las recomendaciones que da la "Hermana Repostera" que así llaman a la monja que supervisa la creación de los dulces y las fotos y las recetas. Me consuela darme cuenta de que la mayoría de la gente aficionada a cocinar, es también aficionada a la lectura gastronómica y que no soy la única que se lleva a la cama los libros de cocina...Es más una de mis escritoras preferidas, Ana Mª Matute, confesó en una entrevista leér libros de cocina...jajajajaja, una cosa más por la que me gusta esa mujer! El caso es que de un librillo de entrantes que compré en los chinos saqué la receta de la empanada rápida que sale en la foto que preside esta entrada. Realmente es rápida, está exquisita y la suelo hacer todas las semanas...Si me estoy cuidando entera vegetal para mi (con relleno de hortalizas pochadas a fuego lento) y con añadido de atún para mi mitad. Me sorprendió la primera vez que la hice porque hay recetas de libros verdaderamente reputados que no he conseguido sacar ni a la primera, ni a la segunda y esta receta ya salió exquisita la primera vez que la hice. Por eso siempre hay que probar, no sabes que delicia sacada de vete a saber donde formará parte de tu cocina habitual para los restos...

Empanada Rápida

350 gr. de harina aprox. - 10 cucharadas soperas de agua tibia - 10 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen - sal - pimentón

Disolver la sal en el agua (aprox. 10 gr. o una cucharadita), mezclar con el aceite. Añadir la harina y el pimentón (1 cdta.) y amasar hasta formar bola. Preparar el relleno. Extender la masa, tapar y hacer repulgue fino. Pinchar con tenedor por toda la superficie. Hornear unos 40 mts. a 180º.

Suelo hacer un sofrito base, con pimiento, cebolla y ajo picado fino y pochado en aceite y añado tomate frito, champis y atún. Es mejor dejar enfriar el relleno y que esté escurridito, que no tenga mucho líquido. Reposada se aunán más los sabores pero nosotros nos la zampamos calentita y reciente y nos sabe a gloria...

5 comentarios:

aandara dijo...

Yo he ojeado el libro de cocina moncal y es una belleza, mi hijo se lo ha traido a mi madre de regalo desde Madrid, a mi se me ha caido la baba,lo he ojeado con cuidadillo y hasta lo queria escanear, pero entre una cosa y otra se me ha pasado el tiempo y no he podido y ya mi madre se lo ha llevado asi que me quedare con las ganas. La receta de la empanada se ve super facil, esta si ya le he copiado y pasara a formar parte de mis rectas habituales,gracias

campanilla dijo...

Es cierto eso que dices, a veces haces la receta de algún libro exacta a lo que dice pero nunca sale, mi madre siempre me dice que no me fie de los libros. Ni siquiera las recetas de la Arguiñana salen como tienen que salir y tengo 3 libros de la familia Arguñano. Sin embargo tengo un libro, con más años que el casporro, se lo regalaron a mi madre de la caja postal, que ya ni existe y todas las recetas que he cocinado de ahí me han salido para chuparse los dedos, hago unas pizzas, y unas tartas de manzana... mmm
Un besazo!!!

Hilda dijo...

uyssss... esta entrada parece que la he escrito yo...
el tema de la literatura gastronómica
me suena un montón...aparte de todo lo que puedo tener en el pc y media librería que ya es sólo mía... le he estado encargando a mi sobrino (de Erasmus en Italia) revistas de cocina... ya sé que no tenemos remedio...pero que estupendas son, verdad ????

muchos besos
Hilda

Sonia Martín dijo...

Otra más para el club de lectoras de libros de cocina: me refiero a mí misma. A mí me parece una cosa de lo más natural, aunque sé que no a todo el mundo. Me quedo con tu receta. Es cierto que nunca se sabe donde va a saltar la liebre. Un beso. Sonia

Estrella dijo...

Una maravilla como todo lo que haces.

No sabes cuanto me alegro al recibir noticias tuyas y mucho más siendo tan buenas, sabes que de corazón me da una inmensa alegría.

¿Que tal te encuentras?, tengo muchas ganas de saber de tí.

Todo este tiempo he estado sin Pc pero por fin puedo disponer de él y saber de las amigas como tú, un abrazo muy fuerte, Estrella.